El Ejército de Tierra tendrá un mayor peso en Cataluña. En concreto, en el cuartel de El Bruch, en Barcelona. 600 efectivos integran el nuevo regimiento de infantería Barcelona 63; una fuerza recién recuperada que se unirá a las estructuras militares desplegadas en la Comunidad Autónoma.

Noticias relacionadas

El regimiento Barcelona 63 se basará en un anterior batallón y estará liderado por un coronel. Su estructura orgánica dependerá de la brigada Guadarrama XII, con base en El Goloso, en Madrid.

Como ya contó EL ESPAÑOL, en Cataluña hay 13 destinos castrenses: ocho en la provincia de Barcelona, cuatro en la de Gerona y uno en la de Lérida. El más amplio es el regimiento de Infantería Arapiles nº 62, un batallón de infantería motorizado. También figuran destinos que van desde la Biblioteca Histórico-militar de la Ciudad Condal hasta la Jefatura de la Inspección General del Ejército.

Escudo del regimiento Barcelona 63.

La distribución

Las últimas cifras a las que tuvo acceso este diario, en octubre de 2017, detallaban que los casi 2.300 militares en Cataluña se distribuían en 401 mandos, 1.345 efectivos de tropa y 525 de la Academia Básica aún pendientes de jurar bandera.

El independentismo catalán no oculta su interés por expulsar a todos los cuerpos policiales y militares españoles. La llamada ley de transitoriedad catalana, aprobada por las instituciones autonómicas en sus pretensiones separatistas, señalaba que el Ejército "dejará de tener jurisdicción en el territorio catalán".

La creación de este nuevo regimiento se plasmó en el Boletín Oficial del Estado del 22 de diciembre de 2018. La fecha establecida para su puesta en marcha era el 1 de enero de 2020.