La reaparición del Black Bloc se ha convertido en una tradición en las algaradas que tienen lugar en Cataluña vinculadas a acontecimientos políticos. El documento de 72 páginas consiste en un auténtico manual de guerrilla urbana, que contiene las doctrinas necesarias para actuar contra la Policía y provocar disturbios en la calle.

Desde cómo hacer un cóctel molotov, hasta técnicas de despliegue, pasando por los consejos para "inutilizar" a los agentes a los que se enfrentan.

Fuentes de Seguridad del Estado fechan el origen de este Black Bloc en, al menos, 2012. Desde entonces, y en perfecto castellano -también lo hay en otros idiomas para difundirlo en países de todo el mundo, con sus correspondientes adaptaciones-, ha circulado entre grupos antisistema.

Especialmente en fechas concretas o ante determinados episodios político-sociales. Ya se detectó su circulación en Cataluña en los disturbios de marzo de 2018, con la entrada en prisión de varios líderes separatistas.

Y estos días, tras conocerse la sentencia del procés, el manual vuelve a adquirir protagonismo. No es casualidad que muchos de los movimientos de los vándalos radicales parezcan coordinados; que al mismo tiempo ataquen una determinada posición y prendan fuego a una barricada. Tampoco lo es la vestimenta que llevan o las medidas que adoptan para evitar ser identificados. El propio ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, los tildó de "profesionales".

Como adelantó EL ESPAÑOL, grupos violentos antisistema de diferentes países europeos se han citado estos días en Barcelona. Existen vínculos entre ellos... y su modo de actuar se vertebra en torno al Black Bloc.

15 capítulos

72 páginas de guerrilla urbana divididas en 15 capítulos. Explican las diferencias entre las Unidades de Intervención Policial (UIP) de la Policía Nacional y los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) de la Guardia Civil. A continuación detalla cómo forma cada uno de ellos, su equipamiento, e incluso la temperatura en la que se "derrite" su traje, en caso de prenderles fuego con artefactos incendiarios tipo cócteles molotov.

En el manual se dan lecciones sobre cómo "inutilizar" a la Policía, los movimientos para dispersar a los agentes o la manera de echar a uno de ellos al suelo. También las técnicas más eficaces para escapar a través de las calles y los materiales que debe llevar un violento para pergeñar sus algaradas.

Petardos, tirachinas, tuercas, materiales inflamables... son algunos de los elementos que estos días se han encontrado en Barcelona. Los radicales atacaron un helicóptero de los Mossos d'Esquadra con material pirotécnico, han prendido fuego a mobiliario urbano, arrojado elementos contundentes contra la Policía. Y esos materiales son los que se recomiendan precisamente en el Black Bloc.

¿De dónde viene el nombre de este manual? Tampoco es casualidad. El objetivo de los radicales es el de constituir un "bloque negro", una masa humana de individuos vestidos con ropas oscuras, ocultando sus rostros para dificultar su identificación.

Un manual para sembrar el caos en una ciudad. Barcelona ya acusa la actuación de los grupos radicales tras cinco noches marcadas por la extrema violencia.