ERC ya no confirma que se abstendrá ante una hipotética segunda investidura de Pedro Sánchez, como el partido hizo en julio. "Tenemos que hablar", ha dicho el portavoz republicano en el Congreso, Gabriel Rufián tras una reunión con su homóloga socialista, Adriana Lastra, y el secretario de Organización, José Luis Ábalos. 

Noticias relacionadas

En julio, ERC se abstuvo para favorecer la gobernabilidad de España, confiando en que el PSOE y Unidas Podemos llegaran a un acuerdo, y advirtió de que en septiembre sería más difícil por la Diada y la sentencia del Procés. "Septiembre nos complica la vida a todos", dijo entonces Rufián. Este miércoles, los republicanos no han querido revelar si mantendrán esa posición, aunque Rufián ha aclarado que "por ERC no va a ser". 

El portavoz republicano ha criticado a Sánchez y Pablo Iglesias, ya que "por sus fobias personales, el coste puede ser enorme", ha dicho. Sánchez y los socialistas tienen a Iglesias "donde quieren, enfadado y quejándose en los platós de televisión", ha dicho Rufián, que ha lamentado que desde Unidas Podemos se hable de sufrir una "humillación" por parte del PSOE. "Que vayan a Lledoners y se lo digan a Oriol Junqueras", según él. "Si nosotros estamos dando una oportunidad a la palabra y a la política, me pregunto por qué ellos no", ha dicho.

Rufián también ha cargado contra el "nefasto" párrafo del programa de 370 medidas del PSOE, en el que se habla de una crisis de convivencia y se excluye un referéndum de autodeterminación. "En Cataluña no hay una crisis de convivencia", ha dicho Rufián. 

"Parece un párrafo escrito por Irene Lozano o Josep Borrell, bastante reaccionario". "Se lo podrían haber ahorrado". Otros, como los de la brecha salarial, violencia de género o el resto de medidas sociales, les suenan bien.