Alrededor de las siete de la mañana de este viernes, unos 200 inmigrantes han protagonizado un nuevo salto masivo a la valla de Ceuta; el primero que se produce en esta Ciudad Autónoma en lo que va de año. Más de 150 han logrado su propósito y seis guardias civiles desplegados en el operativo han sido trasladados a dependencias médicas tras sufrir heridas leves. Los agentes del Instituto Armado denuncian que están "desarmados" frente a saltos que están "muy bien programados".

Noticias relacionadas

"Han aprovechado la hora, poco antes de las 7.00, justo cuando va a producirse el cambio de turno, la niebla del amanecer que dificultaba la visión y, por supuesto, los pocos efectivos que se encontraban en el espigón de Benzú que siguen sin contar con material antidisturbios", advierten desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC).

Los seis agentes heridos sufren contusiones y lesiones leves. La asociación lamenta que los guardias civiles estén "desarmados" frente a las más de 200 personas que, de forma coordinada, han saltado el vallado fronterizo. Señalan que los inmigrantes tienen un "arma invencible": "El deseo de verse al otro lado". Y que lo logran con saltos "bien programados".

Desde AEGC comparan el despliegue de efectivos en la frontera de la valla de Ceuta, que consideran escaso, con el que estos días se ha enviado a Biarritz con motivo de la cumbre del G-7. "Movilizada la Guardia Civil, movilizada la Policía Nacional y movilizada la Ertzaintza para controlar a posibles manifestantes, en Ceuta una docena de agentes tratamos de prevenir asaltos masivos".

Por ello, reclaman al ministro de Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, que refuerce la plantilla en Ceuta con "más de 100 agentes". "No de los que vienen unos meses y vuelven a marcharse", advierten. "Esos son bienvenidos porque vienen a ayudar, pero esta frontera de Europa necesita ese refuerzo permanente y no temporal".

"¿Cómo espera [el ministro de Interior] que una docena de guardias civiles desarmados -porque no esperará que usen sus armas reglamentarias contra ellos- hagan frente a 250 inmigrantes?", lamentan desde AEGC.