"Si es que nos han pedido literalmente el Gobierno. ¿Qué le quedaría al PSOE para sacar adelante su programa electoral?" Carmen Calvo cree que Podemos quería tener un "doble Gobierno", no gobernar conjuntamente. "No han querido negociar. Su idea inicial es la única que han tenido", ha dicho en una entrevista en la Cadena Ser. 

Noticias relacionadas

"Podemos ha querido trufar todo el Consejo de Ministros de sus necesidades puntuadas para tener un Gobierno en paralelo" quedándose "todos los ingresos y más de la mitad del gasto", ha lamentado. 

Sus declaraciones, unidas a las de varios dirigentes de Podemos en entrevistas radiofónicas este jueves, hace casi imposible un acuerdo antes de las 14:25, momento para el que está prevista la segunda votación de investidura en el Congreso de los Diputados. Si no sale adelante, la candidatura de Pedro Sánchez decae y tendría que haber nuevas consultas con el Rey para un nuevo intento, con el 23 de septiembre como límite para que tenga éxito. 

"El sábado tardamos hora y media en empezar porque Echenique me dijo que sin la garantía de que su compañera Irene Montero era vicepresidenta ni se sentaban", ha dicho Calvo, asegurando que en algún momento los dirigentes de Podemos "han tardado tres horas" en cogerles el teléfono.  

Las posturas de fondo están muy enfrentadas y, además, el relato de lo que ha ido pasando en los últimos días no casa de ninguna manera. El PSOE asegura que ha cedido, y como prueba ha hecho público un documento donde ha resumido sus propuestas, que han incluido en diferentes fases los Ministerios de Vivienda, Sanidad y Consumo, Igualdad, Agricultura, Turismo o Cultura. 

Los "resultados electorales" de Podemos

Calvo ha asegurado que Podemos no ha reflexionado sobre "sus resultados electorales" y que ponía sobre la mesa "una cantidad de escaños que ni ayer por la tarde habría garantizado la investidura del presidente", ha dicho. 

"No podemos entregar los tributos, la política de ingresos y gastos, que es el esqueleto en el que se plasma la política de un Gobierno", ha dicho, a cambio de controlar la Policía, la Guardia Civil y "que las embajadas estén abiertas". 

Calvo ha recordado que el PSOE ha puestos sobre la mesa "toda la política científica", la "vivienda", la "agricultura", la "sanidad, consumo" o la "cooperación exterior", competencias con contenido, ha reivindicado. 

"Hacer los coros al PSOE"

En dos entrevistas radiofónicas, dirigentes de Unidas Podemos han expresado también su postura este jueves. Pablo Echenique, jefe de los negociadores, ha asegurado que el PSOE quería a Unidas Podemos como un mero "decorado". "No hemos venido a la política a formar parte de ministerios decorativos, hemos venido para mejorar la vida de los españoles", ha dicho.

"Nos quieren de decorado. No construimos una fuerza política de la nada para acabar siendo los coros del PSOE", ha dicho Ione Belarra en una entrevista en Radio Nacional.

"Hemos pedido competencias en materia de impuestos, en Transición Ecológica, en Igualdad y Vivienda. Nos ofrecían competencias vacías", en palabras de la portavoz adjunta en el Congreso, que también ha asegurado que los socialistas les negaron Trabajo porque eran peligrosos para la CEOE, extremo que Calvo ha negado.