Ni la propia organización de Jupol -el nombre bebe de las palabras "justicia policial"- esperaba un resultado tan arrollador en las elecciones al Consejo de la Policía Nacional. Nacieron hace poco más de un año y este jueves obtuvieron ocho de los 14 delegados que se disputaban. ¿El motivo del éxito? "Siempre hemos dado la cara", detallan desde el propio sindicato. Y plantean una serie de reivindicaciones para afrontar "una nueva etapa" para el cuerpo policial.

Los resultados, señalan fuentes políticas relacionadas con el Ministerio de Interior, hacen temer cuatro años "calientes", el mismo tiempo que pasará hasta las próximas elecciones policiales. Consideran que los resultados "restarán pluralidad" al Consejo y que Jupol tendrá en sus manos y casi en exclusividad liderar las principales reivindicaciones.

Pablo Pérez, secretario de comunicación de Jupol y uno de los vocales que entrará en el Consejo, apela al "diálogo". Pero también saca pecho por los resultados electorales: de los casi 30.000 votos que han obtenido, 26.179 son de efectivos que proceden de la escala básica de la Policía Nacional. Músculo sindical entre las bases. Y fuerza negociadora ante el Ministerio del Interior, ahora dirigido en funciones por Fernando Grande-Marlaska.

"Tenemos que devolver la confianza a todos aquellos que nos han votado", afirma Pablo Pérez en conversación con EL ESPAÑOL. Descarta calificativos como "extrema derecha" o los vínculos con Vox que atribuyen al sindicato: "Somos apolíticos; tenemos relación y nos reunimos con todos los partidos".

Pero sí que define una serie de "líneas rojas" que marcarán los próximos cuatro años del Consejo de la Policía:

1. Equiparación salarial

Es el leitmotiv que hace latir a Jupol. Se trata del acuerdo para que un policía nacional o un guardia civil cobren lo mismo que un mosso d'esquadra o un ertzaina. Pablo Pérez califica de "insuficiente" el acuerdo que se firmó con Juan Ignacio Zoido y que ha prolongado Fernando Grande-Marlaska.

"Dijimos que la cuantía mínima que debía destinarse eran 1.500 millones de euros y se firmaron 807 millones fijos más los que fijase como necesarios una auditora externa", afirma el portavoz de Jupol. Y advierte: "No es una equiparación real, no nos temblará el pulso con este tema".

Pérez afirma que su primera exigencia será acceder al informe que elaboró la auditora externa Ernst & Young. Sindicatos policiales y asociaciones de la Guardia Civil sospechan que el informe fue desfavorable para el Ministerio de Interior. Temen que el departamento dirigido por Marlaska, bajo el pretexto de pedir más datos a la auditora, no quiera hacer público el contenido. "Será lo primero que pidamos cuando nos sentemos en el Consejo", apunta el representante de Jupol.

2. Cataluña

1 de octubre de 2017 y escalada de tensión social en Cataluña. El Gobierno despliega fuerzas policiales en Cataluña bajo la Operación Copérnico para impedir la celebración del referéndum ilegal. Aquellos días marcaron un antes y un después para los policías destinados en la región.

Jusapol, asociación de la que nace el sindicato Jupol, celebró dos manifestaciones en Barcelona para "reconocer" la labor efectuada por la Policía en Cataluña; los Mossos tuvieron que intervenir en ambas ante los intentos de boicot de los CDR. "Los compañeros de Cataluña sufren el acoso independentista y están viviendo situaciones de penosidad".

"Queremos que nuestros compañeros de Cataluña tengan al menos un plus por esa penosidad, como ocurrió en el País Vasco en los años duros de ETA -esgrime Pérez-; también que el Gobierno y el Ministerio de Interior brinden plena defensa jurídica a los policías que afrontan situaciones duras, incluso en lo personal".

Del mismo modo, piden un reconocimiento especial a destinos en los que es "especialmente peligroso" desempeñar la labor policial. Como ejemplo, los emplazamientos de la provincia de Cádiz más afectados por la droga.

3. Ley de personal

Un "repaso importante" a la ley de personal. Principalmente, por la jornada laboral: "Hay turnos que generan excesos de horas muy considerables, hay que modificarlos para que estén acordes con la vida personal de los agentes", señala Pablo Pérez.

Jupol, al igual que otros sindicatos, también aboga por la reclasificación en el grupo B. Se trata de una medida en la que miembros de la escala básica pasan a un escalafón superior en el funcionariado con el objetivo de cotizar más y tener una jubilación más amplia que la actual.

4. Remuneraciones extra

Junto a las reformas en materia de cotización, Jupol exige que se paguen las horas extra que desempeñan los policías. Los dispositivos en eventos deportivos son un ejemplo de ello.

El sindicato pedirá a Interior una mayor supervisión de las pagas extraordinarias de junio y diciembre, para que lleguen a tiempo a los bolsillos de los policías. También planteará asistencia remunerada para los juicios y una revisión de la segunda actividad.

5. Plan de prevención de suicidios

"Una lacra que nos golpea". Así define Pablo Pérez las tasas de suicidio entre miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. "Los compañeros viven situaciones muy duras y tienen un arma más al alcance de la mano que otros ciudadanos".

Sindicatos policiales coinciden en crear un plan de prevención del suicidio. La propuesta de Jupol incluye la incorporación de "personas cualificadas" en dependencias policiales para atender a los agentes: "Especialmente tras algunas intervenciones difíciles; es importante desahogarte y dejar esas cargas en el trabajo, que no vayan sumando una detrás de otra".

Desde Jupol señalan que el suicidio es uno de los temas más sensibles que afectan al cuerpo y que la puesta en marcha de un plan de prevención será otra de sus "líneas rojas" en el Consejo de la Policía.