La burbuja en los precios de alquiler de viviendas en Ibiza y Formentera tiene consecuencias directas en los guardias civiles destinados en las islas. "Los precios son desorbitados", lamentan los agentes. Fuentes asociativas del cuerpo señalan que, además, temen quedarse sin un plus de productividad con el que el Ministerio de Interior paliaba el elevado coste de vida. Y sin ese plus, ser incapaces de afrontar los precios de la vivienda.

Noticias relacionadas

"Son precios totalmente prohibitivos para cualquier sueldo de funcionario y ese plus paliaba, en parte, esta carestía en las islas", advierte la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), que también ha expresado su malestar a través de redes sociales:

Según valoran, el plus por productividad no es más que un "parche". Sin embargo, AEGC, tras mantener diferentes conversaciones, afirma que "todo apunta a que finalmente Interior podría haber decidido no seguir abonándola, a pesar de que las circunstancias continúan siendo las mismas, o incluso peores".

"El problema que tienen los agentes de la Benemérita allí destinados es aún más grave ya que en el caso de la Guardia Civil, como no tenemos Reglamento de Destinos porque fue anulado por el Tribunal Supremo, no ha habido ni habrá cambios de personal hasta que se confeccione un nuevo Reglamento".

La asociación del Instituto Armado pide al Ministerio de Interior que, hasta que se actualicen las indemnizaciones por residencia, los agentes destinados en Ibiza y Formentera sigan cobrando este año el plus por productividad para "poder vivir con su sueldo con más dignidad y sin pasar necesidades".