Tánger

El estafador español Félix Ramos está prisionero en la cárcel de Tánger por presuntos delitos de pedofilia. Tras declarar varias horas en el tribunal de segunda instancia de la ciudad marroquí, el fiscal ha ordenado su ingreso en prisión.

Noticias relacionadas

El lunes fue detenido por la Policía portuaria y conducido a la comisaría central de Tánger. Tras un interrogatorio por dos denuncias de estafa y falsificación, le retiraron el pasaporte y fue puesto en libertad con cargos. Al día siguiente, cuando compareció para mantener un careo con los denunciantes, fue detenido por delitos de “abuso a menores y trata de personas”.

Ramos fue conducido de los calabozos de la comisaría al tribunal de segunda instancia el jueves, y el fiscal ha acabado ordenando su encarcelamiento por un presunto delito de pederastia. En la comparecencia ante el fiscal, también dio su versión el ciudadano marroquí M. B., de 19 años, que interpuso una denuncia contra Ramos por abuso sexual cuando era menor.

Según la declaración del joven, acompañaba a Ramos para grabar los vídeos de sus publirreportajes en Marruecos, por los que apenas le pagaba, y después se acostaba con él con la promesa de encontrarle un trabajo en España. En su declaración aparecen los nombres de otros menores y jóvenes con quienes el detenido mantuvo supuestamente relaciones sexuales. Además, según la víctima, Ramos lo entregó a su amigo, Rafael Ojeda, conocido artísticamente como Falete, y al acompañante de éste por 2.000 dírhams (185 euros).

Derivaba el dinero a su sobrino

El mismo jueves, Félix Ramos acudió también esposado a un interrogatorio junto a los denunciantes por estafa: un empresario marroquí de origen belga y un restaurador francés afincado en Marruecos. A ambos les había solicitado ingresar en la Asociación de Huérfanos de la Guardia Civil, cuando ya había sido expulsado de esta institución; y les llegó a cobrar 550 euros por la inscripción, cuando la cuota anual es de 10 euros.

Ramos solicitó que el dinero se ingresara por transferencia bancaria a nombre de su acompañante, Víctor Manuel Reyes, conocido como Manolito, a quien presenta como su sobrino y que viaja con él como cámara para el programa que publica en el canal YouTube A tu lado: Around the World

Ramos ha derivado sistemáticamente a Reyes el dinero obtenido en otros timos, como aconteció con el robo de la tarjeta de Carmen Lomana, de tal manera que los pagos relacionados con las estafas recaen sobre esta persona. Aún así, el modus operandi del detenido era solicitar las cantidades en efectivo a sus víctimas, según las denuncias.

El acusado admitió los delitos cometidos en presencia del comisario y de los denunciantes. Confirmó que las medallas de la Unesco que vendía son fáciles de conseguir, “se pueden comprar hasta en las tiendas de chinos”, que las insignias de la Guardia Civil "se pueden comprar por internet", y que además sabe donde conseguirlas, y en su defensa mantuvo que “las personas (timadas) compraban los títulos sin ponerles una pistola en el pecho”.

Ofreció 2.500 euros a los estafados

Frente a la autoridad, Ramos no dudó en ofrecer a los denunciantes una compensación de 2.500 euros a cambio de que no ratificaran la querella. A las puertas de la comisaría, dos familiares cercanos de Ramos se acercaron a ellos para ver si habían llegado a un acuerdo económico. 

“Le dije que no quiero el dinero de vuelta. Lo que tiene que hacer es darles los 8.000 euros que le entregué a los niños huérfanos, porque a ellos es a quienes realmente les ha robado”, explica a EL ESPAÑOL a la salida uno de los declarantes.

Cuando Ramos entendió que los denunciantes no iban a aceptar su acuerdo económico, les amenazó con denunciarles en España, ampliando una querella criminal por injurias que interpuso a principio de junio al diario EL ESPAÑOL y a los dos periodistas que publicaron las informaciones en España y Marruecos.

Ramos permanecerá en la prisión de Tánger mientras la investigación por abusos siga en curso, para la que ya han sido llamados a declarar más ciudadanos españoles residentes en Tánger relacionados con el detenido; y en unos días comparecerá también a juicio por los delitos de estafa.