A una semana de las elecciones autonómicas y municipales todas las encuestas coinciden: las izquierdas crecen en la mayor parte del territorio y el PP pierde peso en sus bastiones habituales y en grandes ciudades. En Madrid, Zaragoza, Valencia o A Coruña podría perder hasta la mitad de sus concejales, y en otros territorios, como Castilla y León, podría quedar a merced de Ciudadanos para poder gobernar.  

Noticias relacionadas

En Madrid el resultado se prevé ajustado, según el último sondeo de SocioMétrica para EL ESPAÑOL, Manuela Carmena (Más Madrid), ganaría los comicios con el 32,9% de los votos y entre 20 y 21 concejales, pero una coalición de las listas de José Luis Martínez-Almeida (Partido Popular), Begoña Villacís (Ciudadanos) y Javier Ortega Smith (Vox) le arrebataría la alcaldía superándole en concejales. 

Sin embargo, la encuesta de 40dB. para El País da Madrid a la izquierda aunque por un resultado tan ajustado que el partido de extrema derecha representado por Smith podría acabar dando la llave a un Gobierno de derechas. Vox lograría además ediles en Sevilla, Zaragoza y Valencia.

El sondeo de GAD3 para ABC otorga también la victoria a la actual alcadesa, que podría revalidarse en el Ayuntamiento respaldada por el socialista Pepu Hernández.  Según sus previsiones, el bloque de la derecha obtendría entre 25 y 29 concejales. El PP caería 14,1 puntos respecto a hace cuatro años, caída que será en beneficio de Cs y Vox.

Respecto a la Comunidad de Madrid, la encuesta de ABC da un empate técnico entre el bloque de izquierdas y de derechas. El PP encabezado por Isabel Díaz Ayuso sufriría un fuerte retroceso desde el 33,1% de 2015 hasta el 21,9%. Pero la subida de Ciudadanos con Ignacio Aguado y el 8,8% de Vox podría frenar permitirle gobernar. 

EL PP cae en las ciudades

Sin duda el partido más castigado el próximo 26M, el PP podrá ver reducido su peso en ciudades como Madrid, Zaragoza, Valencia o A Coruña. En Castilla y León, uno de los bastiones populares, podría quedar detrás del PSOE y a merced de Ciudadanos para poder gobernar.  

Lo recoge la encuesta Sigma Dos para El Mundo, que contempla una caída de los populares de más de seis puntos y de entre nueve y 13 escaños, y una subida del PSOE de siete puntos y de entre cuatro y nueve escaños. El PP sólo ganaría en escaños en Ávila y Salamanca. 

También en Málaga el poder de los populares podría reducirse más que en 2015, según El País. En Sevilla pasaría de 12 a siete, Valencia de 10 a seis, A Coruña de 10 a siete y Barcelona, donde ahora tiene tres concejales y podría quedarse sin representación. Una situación que otorgará a Ciudadanos cierto poder en las negociaciones en territorios como Madrid o Valencia. 

Empate para Maragall y Colau

En Barcelona se podría dibujar un escenario parecido a la capital. Según la encuesta de El País ganaría el candidato de ERC, Ernest Maragall, con mayoría muy precaria (11 de los 41 concejales). Por su parte la actual alcaldesa y candidata de Barcelona en Comú se quedaría con 9 o 10 ediles, mientras que el PSC podría doblar su representación (de cuatro a siete u ocho ediles). Para la encuesta Imop Insights de El Confidencial, el resultado sería aún más ajustado, dando un empate técnico entre Maragall y Colau. 

Además, el aspirante de Junts per Catalunya, el exconsejero preso por el procés Joaquim Forn, obtendría entre cinco y seis ediles y el ex primer ministro francés y candidato apoyado por Ciudadanos, Manuel Valls, alcanzaría los seis concejales. 

La izquierda se mantendrá además ciudades como Zaragoza, con la unión de PSOE, Zaragoza en Común y Podemos. O Valencia, donde Joan Ribó, de Compromís, conservará la alcaldía con el respaldo de PSOE y Podemos. En Bilbao, en cambio, el PNV roza la mayoría absoluta.