Albert Rivera ha ido este domingo a la Casa Cuartel de Zaragoza a homenajear a las víctimas , "lo mejor de España, sobre todo en una semana como ésta", en referencia a la detención de Josu Ternera, dirigente de ETA que ordenó aquel atentado en el que murieron asesinados seis niños en 1987. "Me metí en política no para tener un cargo, sino por amor a la libertad", ha dicho después en un acto electoral, "me metí porque quiero defender España con la gente valiente". El líder de Cs se refirió al homenaje a Josu Ternera y anunció que "en cuanto abra el Congreso presentaremos la ley para prohibir esos actos de honra a los asesinos".

Rivera hizo referencia a los escraches que está sufriendo su partido en esta campaña, el acoso a Ignacio Aguado en Lavapiés, y "los batasunos fregando con lejía en Estella los lugares por los que pasábamos este sábado". Según el líder naranja, "somos el partido de los valientes y por eso nos agreden". El de Cs aseguró que "a esos intolerantes los vamos a ganar en las urnas, con libertad".

Para Rivera, hay una situación paradójica, "que el PP nos hace más oposición a nosotros que al PSOE de Pedro Sánchez", a sus "dedazos", y a su empeño "en meternos las manos en los bolsillos". Según el líder de Cs, "esto no es un partido político, sino un proyecto para España", y por eso ha aglutinado a políticos de otros partidos "y a gentes con distintas procedencias, lenguas y tradiciones".

Rivera ha anunciado que Ciudadanos propondrá a la abogada de etnia gitana Sara Giménez para presidir el Congreso de los Diputados, en la votación que tendrá lugar este martes. "Porque los nacioalistas no pueden llevar l abatuta", ha dicho, en referencia a Meritxell Batet, propuesta por el PSOE.

"Las dos Españas", ha dicho, son las de los paniaguados y las de los trabajadores. "Los enchufados por Lambán y por Podemos en el Ayuntamiento que hagan las maletas", ha dicho, "porque hay que tener memoria de lo que ha pasado en España en los últimos años". Tanto con los atentados de ETA como con "los Presupuestos que maquinan Iglesias y Sánchez para quitarnos dinero de nuestros bolsillos". 

Rivera ha advertido que hará "una oposición con lupa" para que "Sánchez no se cargue la economía". Así, ha anunciado la intención de Ciudadanos de acabar con el impuesto de sucesiones "que el PSOE quiere aumentar", la bajada del tramo autonómico del IRPF "por cada euro que él lo suba en el nacional", la compensación del "sablazo fiscal" en el diésel con el que ha bautizado como "salvavidas naranja".

Rivera ha acusado a la ministra de Energía de "decir chorradas y poner en jaque la industria" de España y Aragón en concreto. "no nos merecemos ministras que pongan en riesgo nuestras industrias con declaraciones insensatas". Porque "hay que tener memoria de lo que han hecho Lambán y Podemos en estos años en el Gobierno de Aragón".

Para Rivera, "ahora nos toca, la clave es ganar ante el hundimiento del PP" y "para liderar gobiernos serios donde el dinero público se debe vigilar más aún que el privado, porque es de todos". El líder de Cs ha pedido sentido común, honradez y mirar al futuro, "para no dividir a la gente, sino aglutinar a los diferentes".

El presidente de Ciudadanos estaba feliz y encantado, "emocionado incluso", porque el 28-A su partido fue segundo en la autonomía aragonesa, "y dicen los sociólogos que lo que pasa aquí pasa en toda España". El partido naranja ya fue segunda fuerza en las generales y ahora quiere sumar para gobernar, "no como el PP que nos hace más oposición a nosotros que al PSOE de Pedro Sánchez".

"Somos antagónicos al PSOE de Sánchez"

El líder socialista es el responsable de "seguir con el apaciguamiento" que han aplicado los gobiernos del PP y del PSOE en "los últimos 40 años". Ha acusado a Sánchez de ceder a los nacionalistas: "Ha puesto de tercera autoridad del país a alguien que defiende el referéndum de secesión de Cataluña y ha entregado al PNV un puesto en la Mesa del Senado con sólo el 1% de los votos". Rivera ha exigido que "los nacionalistas dejen de ser los protagonistas" porque puede no gustar, "pero sobre todo es que no ha funcionado en estos 40 años, ha fracasado".

Rivera ha augurado que el Gobierno de Sánchez "se desmoronará pronto" a causa de los apoyos de Podemos y los separatistas. "Se van a querer cargar España, pero lo vamos a controlar". Y ha acusado al presidente en funciones de querer una oposición débil, "como la que tendríamos si no existiera Ciudadanos". Una oposición, el PP aunque no lo dijo explícitamente en ese momento, "que se desmorona entre casos de corrupción y se hunde sin ideas, debilitada y en luchas internas".

El líder naranja ha vaticinado que "esta legislatura será un combate entre el Gobierno de Sánchez que pretende cargarse este plan de España y la fuerza de Ciudadanos". Por eso, porque se definió como "antagónico" a ese proyecto del PSOE, pidió la fuerza del voto de los ciudadanos a su proyecto, "el de los que vigilaremos con lupa que España siga en pie cuando acabe su gobierno".

"Europa, el mejor invento de la Humanidad"

Rivera confesó haber vuelto a ver Dunquerque este sábado. "Y me emociona Europa, como el mejor invento de la Humanidad", una idea que reunió en un mismo proyecto a los que se habían estado matando. "Son 27 naciones distintas, con distinta cultura e idioma queriendo vivir juntas".

Con Luis Garicano entre los asistentes, que lo había precedido en el escenario, acusó al PP, de nuevo, de mandar a Estrasburgo " a elefantes" para que se retiren. Mientras que Cs presume de "equipazo" con fichajes como Maite Pagaza, Soraya Rodríguez, José Miguel Bauzá... provenientes del PP, del PSOE. "Seremos el primer partido liberal de Europa, junto con Emmanuel Macron, para que los populistas y los nacionalistas sepan que hay un dique de contención" que es necesario, dijo, "frente al hundimiento socialista y el repliegue retrógrado de conservadores".