Meritxell Batet presidirá el Congreso de los Diputados y Manuel Cruz el Senado. Por primera vez, dos catalanes estarán al mismo tiempo al frente de las dos cámaras legislativas más importantes en España. Esa es la propuesta que Pedro Sánchez ha hecho a la Ejecutiva del PSOE que se reunió este viernes en Ferraz, según ha informado el propio partido. Su elección se formalizará el martes. 

Batet es en estos momentos la ministra de Política Territorial y Función Pública. Encabezó la lista al Congreso por Barcelona y tendrá que dejar el Gobierno. Muchos la veían como un valor seguro, tanto para asumir más responsabilidades en el Ejecutivo como para utilizarlo como trampolín y liderar después la candidatura socialista a la Generalitat cuando se convoquen elecciones en Cataluña. La vicepresidenta Carmen Calvo o la ministra de Defensa, Margarita Robles, también sonaron para el cargo. 

Licenciada en Derecho por la Universidad Pompeu Fabra, Batet (Barcelona, 1973) es diputada desde 2004 y ha integrado la Ejecutiva del PSOE y del PSC. 

Cruz, catedrático de Filosofía Contemporánea en la Universidad de Barcelona, era el cabeza de lista al Senado por esa provincia y accede al puesto tras el naufragio de Miquel Iceta, líder del PSC y primera propuesta de Sánchez. Iceta fue bloqueado este jueves por los partidos independentistas, que impidieron que se convirtiera en senador por designación autonómica. 

El nuevo presidente del Senado es licenciado y doctor en Filosofía Contemporánea y ha dedicado su vida a la docencia hasta que en 2015 entró en política como independiente y número dos al Congreso por Barcelona. En una nota biográfica, el PSOE destaca que Cruz (Barcelona, 1951) es uno de los 15 diputados socialistas que votaron "no" a Mariano Rajoy en su investidura de 2016 y en medio de una profunda crisis en el partido. Batet, como el resto de diputados del PSC entonces, también se opuso y mantuvo el "no es no" que después sería clave en la vuelta de Sánchez al timón del PSOE. 

Su elección abona la apuesta de Sánchez por estar presente en Cataluña y darle relevancia en el conjunto del Estado. Hasta ahora, su política se ha concretado en un diálogo con los partidos independentistas no exento de controversias y críticas. Sánchez asegura no querer abandonarlo, pero tampoco ceder ante las reivindicaciones de los que quieren la autodeterminación en Cataluña. 

En la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Isabel Celaá ha considerado que el nombramiento de Batet y Cruz envía un mensaje de que "no todos los catalanes son independentistas".

Sesión constitutiva el martes

El Congreso y el Senado celebran el próximo martes 21 su sesión constitutiva. Lo primero que harán las nuevas cámaras será elegir a la Mesa, el órgano de control de cada una de ellas.

En el Congreso, el PSOE asegura haber llegado a un pacto con otras fuerzas políticas gracias al cual le corresponderán tres puestos: la presidencia, que será para Batet, una vicepresidencia y una secretaría. Dos puestos (vicepresidencia y secretaría) irán a PP, Ciudadanos y Unidas Podemos, respectivamente.

La Mesa del Congreso ha sido decisiva en los últimos meses y ha impedido al PSOE tramitar muchas de sus iniciativas pese a estar en el Gobierno. Ahora tendrá mayoría en ese órgano de control tanto si suma con Unidas Podemos, su previsible socio de Gobierno, como si lo hace con Ciudadanos. 

El naufragio de Iceta

Para el Senado, Sánchez propuso inicialmente al líder del PSC, Miquel Iceta. Ahora es diputado en el Parlament de Cataluña, por lo que antes de convertirse en presidente del Senado debía ser designado senador por la cámara autonómica catalana. 

Lo que habitualmente es un trámite, ya que los grupos respetan las propuestas de senador correspondientes al cupo de cada partido, se ha convertido en un "mal comienzo" para la política de diálogo de Sánchez con los independentistas en la nueva legislatura. Los partidos independentistas rompieron la norma no escrita en el Parlament y bloquearon la elección de Iceta. 

Sin embargo, eso no impedirá que otro catalán, en este caso un catedrático de Filosofía Contemporánea que entró en política en 2015, sea quien finalmente presida la Cámara Alta. En el Senado, el PSOE dispondrá de mayoría absoluta, por lo que no necesitará más que sus propios votos para hacer efectiva la decisión de Sánchez.

Lastra y Ander Gil, ratificados como portavoces

Por otra parte, se han dado a conocer los demás miembros socialistas de las Mesas de Congreso y Senado. Se trata de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, diputado por Sevilla, que será vicepresidente del Congreso. Sofía Herranz (Baleares) será secretaria. 

En el Senado, Cristina Narbona (Madrid) será la vicepresidenta, mientras que Francisco Martínez (Almería) será el secretario. 

En rueda de prensa, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, aseguró que Adriana Lastra y Ander Gil continuarán como portavoces socialistas en el Congreso y en el Senado, respectivamente.