Carles Puigdemont no está dispuesto a abandonar la actividad política y no renuncia a su último clavo ardiendo: las elecciones europeas del próximo 26 de mayo. Por ello, el expresidente fugado en Waterloo (Bélgica) y Junts Per Catalunya han puesto en marcha la llamada "operación papeleta", un crowfounding para financiar la campaña electoral de la formación al Parlamento Europeo.

Noticias relacionadas

La microdonación, para la que han abierto la página web www.operaciopapereta.cat, tiene un importe mínimo de diez euros y el objetivo de la campaña es alcanzar los 250.000 euros. Según los responsables, el dinero recibido se destinará a "la producción, la impresión y el reparto" de las papeletas electorales "a todos los hogares de Cataluña", según informa la formación política en la página web.

Curiosamente, es el propio Puigdemont el que renuncia a recabar votos del resto de España, ya que las candidaturas europeas se presentan a nivel estatal en circunscripción única, pero en la presentación de la campaña él mismo confiesa quiere ese número de papeletas para enviarlas solamente "a los hogares catalanes". En realidad, cualquier ciudadano puede elegir la lista que encabeza el expresidente catalán, pero si logra su objetivo los no residentes en Cataluña deberán seleccionarla directamente en el colegio electoral.

Puigdemont ha culpado de la necesidad de abrir un micromecenazgo a "toda la clase de dificultades" que la Junta Electoral Central (JEC) puso a su candidatura, según entiende el expresidente, antes de que el juez ordenara su inclusión en las listas de Lliures per Europa-Junts. "Necesitamos recursos y necesitamos tu ayuda, aunque sea pequeña, para que podamos enviar papeletas y la información de una candidatura que no querían que se presentara y que no querrán que tenga representación", ha justificado Puigdemont en un vídeo.

"Hacer de la causa catalana un asunto europeo"

En otro vídeo publicado en su cuenta de Twitter, Puigdemont reitera su intención de "hacer de la causa catalana un asunto europeo" y "defender los derechos" de los catalanes. El expresidente también ha enviado un mensaje a los constitucionalistas que, según él, han intentado poner trabas a su candidatura: "A todos los que nos quieren silenciados, a los que nos quieren derrotados, a los que nos quieren encarcelados y olvidados, digámosles claramente este 26 de mayo, en Cataluña y en Europa, que no nos rendimos y que ganaremos".

La campaña electoral de Puigdemont centrará su actividad en Alemania, Inglaterra y Eslovenia con el objetivo de internacionalizar el procés a través de una "campaña europea con el foco en Cataluña".