El inspector jefe José Ángel Fuentes Gago, mano derecha de Eugenio Pino, número 2 de la Policía en tiempos de Jorge Fernández Díaz, pidió a un político venezolano ayuda para que en España "no lleguen los de Podemos" al poder.

Así se desprende de los audios de una reunión mantenida en el consulado de España en Nueva York por Fuentes Gago y otros dos policías con Rafael Isea, quien llegó a ser ministro de Finanzas en el Gobierno de Hugo Chávez.

"Venga el Gobierno que venga, eso es una cuestión que lo vamos a hacer con un juez. Venga el Gobierno que venga, en España da igual. ¿Me entiende lo que quiero decir? España es un Estado de Derecho todavía, aunque lleguen los de Podemos, que no va a pasar, pero aunque lleguen los de Podemos, es que se lo van a tener que comer. Si nos ayuda a que no lleguen los de Podemos, 'me caguen' en la mar, mejor para todos", afirma en los audios publicados este jueves por Moncloa.com.

En el mismo encuentro reveló a un político venezolano que tanto el entonces ministro del Interior como Mariano Rajoy estaban al tanto de sus gestiones para obtener información sobre Podemos.

En la reunión, Isea firmó una declaración para avalar la validez de un documento sobre la financiación de Venezuela a la Fundación CEPS, de la que nació Podemos, por importe de 7,1 millones de euros.

Tras afirmar Fuentes Gago que su intención es judicializar la información sobre Podemos, al asegurar que lo van "a hacer con un juez",  Isea le responde mostrando su disposición: "Todo lo que le pueda ayudar en función a mi conocimiento, de todos los datos que pueda de este caso desde aquí (en EEUU), cuenten con ese apoyo, con esa ayuda".

La grabación revela que antes de esa firma, los policías -entre los que se encontraba José Manuel García Catalán, que ejercía como jefe en funciones de la UDEF- ofrecieron a Isea una nueva identidad para él y para su familia.

Fuentes Gago insiste poco después: "Si es que sólo es para poder introducirlo en el tracto jurídico, en el ordenamiento jurídico español. Si estas personas (refiriéndose a los dirigentes de Podemos) usted tiene conocimiento de que cobraban por informes huecos y que cobraban unas cantidades que son elevadas, porque luego ya, el comisario que dirige la Brigada de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción ya buscará la forma hablando con quien tenga que hablar: con Martín (se refiere a Marín Rodil, abogado de Isea), con la DEA, con el FBI o con los rusos, joder. Que también ellos nos deben alguna".

Después de hablar de los favores que les debe "los rusos", Fuentes Gago se compromete a deberle un favor también a  Isea: "Hazme esto y yo, joder, te debo una, otra vez que tenga algún problema pues ya ponemos ahí…"

A Fuentes Gago le acompañaban el comisario José Manuel García Catalán, y una inspectora de su unidad y en un momento en el que ambos están fuera afirma "estos son prescindibles". "Ellos están aquí un poco descolocados", dice, a pesar de que Catalán tiene más rango, siendo el propio Fuentes Gago el preferente del Ministerio del Interior. La función de sus acompañantes era la de judicialziar la investigación.