Daniel David Hayes, británico de 40 años que se ocultaba en Granada, ha sido condenado a 23 años de cárcel por los 12 abusos sexuales cometidos niños. Se trata de un pedófilo al que una de sus víctimas describió en el juicio como un "monstruo malvado". Fue detenido el pasado mes de julio por la Guardia Civil en el marco de la operación Curtis.

Noticias relacionadas

Las pesquisas de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil arrancaron tras recibir un aviso de un supuesto caso de abuso sexual sobre un niño en Granada. Como contó EL ESPAÑOL, tras cotejar los datos de fugitivos más buscados dieron con Daniel David Hayes.

El pedófilo vivía en Granada con una identidad falsa y ofrecía en periódicos locales sus servicios como profesor particular de inglés. Daniel David Hayes había huido del Reino Unido en 2015, cuando se encontraba en libertad bajo fianza y no se presentó en un tribunal para dar cuenta de los abusos de los niños.

Tras su detención por la Guardia Civil, la Justicia española aprobó su extradición al Reino Unido para ser juzgado. Nacido en Llanrwust hace 40 años, ha protagonizado un juicio que ha sido especialmente mediático en su país. Daniel David Hayes llegó a ser protagonista de un programa de la BBC titulado Criminales más buscados de Gran Bretaña.

El juez le ha encontrado culpable de siete cargos de violación, dos asaltos con penetración y otros tres cargos por los hechos cometidos contra un niño menor de 13 años. Doce casos de abusos sexuales a los que hay que sumar los cargos por su fuga del Reino Unido.

Debido a la gravedad de los hechos, a las que el juez definió como de la "depravación más atroz", se anunció que no se le dará la libertad condicional cuando cumpla la mitad de la condena, como es habitual en el Reino Unido. "Hayes cometió abusos abominables contra estos niños y les quitó la infancia", señaló la sargento de la policía británica Katie Ellis, en declaraciones recogidas por la BBC.