Asociaciones de la Guardia Civil han anunciado que presentarán "acciones legales ante los tribunales" contra el Ministerio de Interior, dirigido por Fernando Grande-Marlaska, con motivo del acuerdo por la equiparación salarial. Según señalan, "las explicaciones" del ministro no les convencen: "Consideramos que existen irregularidades en el cumplimiento del acuerdo publicado en el BOE".

Las asociaciones firmantes son UniónGC, Unión de Oficiales, AUGC, ASESGC, Asociación Profesional de Cabos y AEGC. Todas ellas han participado, junto a otras asociaciones de la Guardia Civil, han participado en el pleno que se ha celebrado este miércoles con el ministro del Interior y la Secretaria de Estado de Seguridad, Ana Botella. Ha sido un encuentro tenso, en el que la mayoría de vocales del Instituto Armado se han levantado de la silla hasta que se ha incorporado el propio ministro. También ha estado presente el director del Cuerpo, Félix Azón.

El punto principal del pleno versaba sobre la equiparación salarial y el informe que ha elaborado la consultora Ernst & Young acerca de su implementación. Los vocales de las asociaciones han exigido dicho documento; desde el Ministerio les han indicado que el informe no puede ser todavía entregado puesto que aún tiene que incorporar un estudio de equiparación puesto a puesto de trabajo entre los diferentes cuerpos policiales.

"El ministro no ha aportado datos ni información objetiva, ni documentación que justifique la variación de las cantidades a retribuir a cada Cuerpo correspondientes al segundo tramo de la equiparación salarial", señalan las asociaciones citadas de la Guardia Civil en un comunicado. "Tampoco han aportando información sobre el incumplimiento del acuerdo adoptado el pasado 5 de septiembre acerca de la regulación de los CES (Complemento Específico Singular)", prosiguen.

En un comunicado conjunto, las asociaciones señalan que la próxima semana iniciarán "acciones legales" en los tribunales contra Interior. Como adelantó EL ESPAÑOL, las asociaciones de guardias civiles y sindicatos de la Policía Nacional ya habían amenazado con el emprendimiento de estas acciones.