Manuel Valls, candidato a la alcaldía de Barcelona por Ciudadanos, ha enviado este sábado, 9 de marzo, una carta [léala aquí] a los principales líderes políticos nacionales de centro para conminarlos a sacar adelante "un gran pacto que garantice la gobernabilidad de los partidos constitucionalistas, sin condicionamientos de formaciones políticas ajenas al orden constitucional".

El presidente del PP, Pablo Casado, el de Ciudadanos, Albert Rivera, y el presidente del PSOE y actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, han sido alertados por Valls del riesgo "enorme" de que  "estas elecciones nos conduzcan a una situación de estancamiento" si no se practica un ejercicio de "generosidad" y de "altura de miras". 

El ex primer ministro francés ha llamado a los partidos constitucionalistas a poner en común "lo mucho que les une" frente a "sus diferencias programáticas concretas". Valls considera que "si apuestan por una política de Estado abandonando el cortoplacismo, el país en su conjunto dará un gran paso".

Valls ha reclamado también la necesidad de "un renacimiento europeo" basado en valores compartidos como la libertad, la solidaridad, la protección mutua o el progreso. Un renacimiento que a su entender "depende de la predisposición a sumar del centro derecha, la socialdemocracia, los liberales y los ecologistas".

El candidato de la plataforma VallsBCN2019 asegura en la carta que lo que suceda en las elecciones municipales de la capital catalana tendrá una trascendencia social y política para España y Europa: “Hemos de evitar que Barcelona sea la palanca del independentismo, que ya ha anunciado y trazado alianzas con el populismo de Ada Colau”. El debate de Barcelona, asevera Valls, “es el debate de España y de Europa”.