Isabel Celaá lo tiene claro. Susana Díaz está "legitimada" para volver a ser la presidenta de Andalucía y al Gobierno le "sorprende" que, tras unas elecciones en las que las que PP y Ciudadanos suman juntos 14 escaños más que el PSOE, estos partidos "se arroguen el derecho de formar gobierno".

Noticias relacionadas

La ministra portavoz del Gobierno comenzó su rueda de prensa de los viernes, tras la reunión del Consejo de Ministros, comentando la actualidad, como tiene costumbre antes de comentar la actividad y decisiones del Ejecutivo. 

Hace semanas que Celaá aprovecha para incluir en esa exposición inicial algún comentario de carácter más político, pero este viernes, la portavoz entró a fondo. Según ella, el "claro vencedor" de las elecciones en Andalucía es el PSOE, con Susana Díaz a la cabeza, la candidata "legitimada" para presentar su candidatura a la Junta de Andalucía, ha explicado, yendo incluso más allá que la propia Díaz, que asegura que sólo lo intentará si obtiene unos apoyos que ahora se antojan prácticamente imposibles. 

Díaz logró 33 escaños de los 109 en juego y bajó 14 respecto a los 47 con los que contaba. 

El siguiente mensaje fue dirigido a PP y Ciudadanos. Al Gobierno le "sorprende" que esos grupos parlamentarios "se arroguen el derecho de formar Gobierno" cuando han quedado segundos y terceros en los comicios, a pesar de que haya una mayoría absoluta en manos de partidos de centroderecha, si logran el respaldo de Vox. El mensaje sorprende teniendo en cuenta que el PSOE llegó a la Moncloa con Pedro Sánchez siendo el segundo partido en el Congreso, a mucha más distancia del PP que el PP del PSOE en Andalucía. Los socialistas ocupan 84 escaños frente a los 134 del PP. 

Celaá ha advertido de que el Gobierno está preocupado porque Vox, un partido contrario a las "libertades" en España, esté siendo blanqueado por PP y Ciudadanos y ha advertido del riesgo de que Andalucía puede convertirse en la "cuna de la ultraderecha", algo que l Ejecutivo le gustaría no presenciar.