"Cuidado al adelantar a algún Mercedes que vaya pisando huevos, radar seguro". Así versa el nuevo bulo que circula entre los usuarios de la aplicación de mensajería instantánea WhatsApp días antes del Puente de Todos los Santos. Según el texto, la Dirección General de Tráfico (DGT) habría comprado a la Guardia Civil 50 vehículos Mercedes C220 CDI, uno para cada capital de provincia y todos ellos con radar instalado.

Noticias relacionadas

El escrito concluye indicando que los coches incorporados de modelo Mercedes son "de distintos colores" y sus matrículas van "entre el 2151 GGR y el 2166 GGR", algo que no concuerda con la cantidad de turismos supuestamente adquiridos por el organismo dirigido por Pere Navarro.

Bulo sobre la DGT

Fuentes de la DGT han desmentido a EL ESPAÑOL estas especulaciones y recuerdan a los conductores algunos consejos para realizar un viaje seguro durante el Puente de Todos los Santos: no consumir alcohol o drogas, abrocharse el cinturón de seguridad, descansar cada dos horas para evitar la fatiga y el sueño, respetar los límites de seguridad y circular con precaución en carreteras convencionales.

Esta advertencia se encuentra dentro de un documento titulado "Sanciones de la DGT" (está acompañado con los logos del Ministerio del Interior y de la DGT), donde también se señalan las cuantías de las multas por infracciones como circular con el carnet caducado, dejar el coche en doble fila o que los peatones atraviesen un paso de cebra de manera extremadamente lenta. Sanciones que irían entre los 80 y 200 euros.

Cambiar el enfoque

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha recuperado la línea dura en sus anuncios de concienciación con su última campaña: #VivoMuerto. Con ella, quiere mostrar las consecuencias de un accidente de tráfico en la vida de las víctimas y de sus familiares, pero también en la vida de quién lo ha provocado.

Interior ha decidido "cambiar el enfoque" y "arriesgar en prevención" para concienciar a la sociedad y revertir el ascenso de las muertes en carretera de los últimos cuatro años. Según Fernando Grande-Marlaska, ministro de Interior, es necesario "dar un giro" en el ámbito de la Seguridad Vial, con políticas "activas" y cambios legislativos para los próximos meses.