Su nombre sostiene un largo historial de enfrentamientos e incumplimientos de la ley. Policía y Guardia Civil conocen a Juan Antonio Moyano García desde hace años, un delincuente que ha traído más de un quebradero de cabeza a los vecinos de la provincia de Granada. Robos, violencia machista, amenazas... A sus 40 años, ahora tiene que añadir otro suceso por el que deberá responder ante la Justicia: el asesinato del guardia civil José Manuel Arcos Sánchez en una carretera de Huétor Vega.

Noticias relacionadas

Juan Antonio Moyano, nacido el 8 de abril de 1978 (ahora tiene 40 años) ha sido detenido en numerosas ocasiones por varios delitos. Era un delincuente acostumbrado a los robos; no le importaba utilizar medios violentos para alcanzar sus fines. Su historial delictivo también tiene antecedentes por violencia machista. Su nombre figura en varios boletines oficiales, vinculado con el pago de numerosas multas por sus delitos. Un malhechor de sobra conocido en Granada.

En la madrugada de este lunes perpetró un robo en una vivienda de Las Gabias, municipio próximo a la ciudad de Granada en la que viven unos 20.000 habitantes. El Instituto Armado, al tener constancia de los hechos, montó un dispositivo por diferentes carreteras granadinas.

El guardia civil José Manuel Arcos, acompañado de una compañera en formación, había desplegado uno de estos controles. Era un agente experimentado, que había ingresado en 1993 en la academia de Baeza (Jaén) y que acumulaba destinos en los puestos de La Calahorra (Granada), Valls (Tarragona), Jerez Marquesado (Granada) y la Comandancia de Tarragona. Desde 2009 estaba destinado en La Zubia (Granada). Como adelantó EL ESPAÑOL, era un amante de los deportes, estaba casado y tenía dos hijos.

A las 4.20, el camino de ambos se cruzó en la carretera de Huétor Vega. El guardia civil dio el alto al ladrón. Juan Antonio Moyano, delincuente habitual, se enfrentó al agente y entre ambos se produjo un forcejeo. El criminal logró arrebatar la pistola reglamentaria a José Manuel Arcos y le descerrajó al menos un disparo.

"El delincuente conocido de la Guardia Civil se encontraba en la calle, y aún habiendo tenido ya algunos hechos graves relacionados, habría estado escondido hasta que se hizo con un segundo vehículo para huir", detalla la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en un comunicado. José Manuel Arcos fue trasladado al hospital del PTS granadino, pero no sobrevivió al quirófano.

La Guardia Civil desplegó un fuerte dispositivo para dar con el hombre que había acabado con la vida de uno de sus compañeros: carreteras cortadas, varias dotaciones sobre el terreno y helicópteros sobrevolando la región.

La detención

"Pedimos disculpas a la sociedad y a los habitantes de la zona sur de Granada que ha vivido en primera persona el cerco realizado durante muchas horas para lograr la captura del delincuente, mientras se desplazaban a los colegios, trabajo o quehaceres diarios y su excepcional comportamiento en cada uno de los controles establecidos, que daban sus frutos sobre las 10.00 de la mañana con la captura y detención del presunto asesino", afirma la AUGC.

De acuerdo a fuentes oficiales de la Guardia Civil, Juan Antonio Moyano ha sido detenido a las 9.25 en las inmediaciones del centro comercial de El Serrallo; no muy lejos del lugar en el que se produjeron los hechos, a unos 10 minutos en coche.

Según detalla la Guardia Civil, la víctima, José Manuel Arcos, "cuenta con diversas condecoraciones, entre ellas la Cruz a la Constancia (Plata y Bronce) y otros distintivos. La capilla ardiente se instalará en la Comandancia de la Guardia Civil de Granada. Mañana martes tendrá lugar una misa-funeral en la Catedral de Granada".

Juan Antonio Moyano ha sido puesto a disposición judicial.