Dolores Delgado contó en su comida en el restaurante Rianxo, en octubre de 2009 con el excomsiario Villarejo y Baltasar Garzón, junto a cargos policiales y judiciales, que "varios jueces y fiscales españoles se encontraron con menores de edad en un viaje de trabajo a Cartagena de Indias (Colombia).

Se trataba de un destino del Programa Aula Iberoamericana, en marcha desde 1997, que consiste en formación e intercambio judicial.

En la comida, había mandos judiciales (Fernández Chico, Gabriel Fuentes, Pedro Díaz Pintado) junto a Enrique García Castaño, imputado en el 'caso Tándem' y miembros de la cúpula policial, según ha adelantado Moncloa.com. Allí Delgado, a instancias de Garzón, cuenta que cuando ella y una magistrada de la Audiencia Nacional vieron a estos jueces con menores, estos "se levantaron a toda pastilla" y "empezaron con el agobio de que nos habían visto". 

Ellos previamente no habían querido quedar con ellas, por lo que se fueron a cenar solas y luego "a tomar mojitos".

Delgado: "Y estos tíos, ‘missing’ en combate. Y vamos nosotras dos, disolucas, y me decía ésta vámonos a comprar esmeraldas y bueno, si tu quieres, vamos y tal y cual. Intentamos quedar con ellos y nos decían que no. Nos vamos a cenar, ella y yo solas, palabra de honor, y nos vamos a tomar mojitos allí a un sitio que nos dicen que vayamos. Y nos vamos allí las dos. Estamos ‘sentadicas’ las dos solas y cuál es nuestra sorpresa cuando vemos al grupo de tíos del Supremo, de la Fiscalía General…"

Comisario: "Con 17 años, eh…"

Delgado: "¡Menores de edad! Se levantaron a toda pastilla cuando nos vieron, empezaron con el agobio de que nos habían visto".

Comisario: "Nosotros, lo primero que preguntamos es si votan. Y si votan…tras"

Delgado: "Y las explicaciones: camareras del hotel que nos han dado pena y han venido y no se qué".

Te recomendamos

Outbrain

Contenido patrocinado

Outbrain