El PDeCAT ha criticado este jueves que el Gobierno se contradiga una vez más y ahora plantee subir el IRPF para las rentas más altas, una modificación que la formación nacionalista catalana no está dispuesta a apoyar. El portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, ha señalado en declaraciones en el Congreso que "no es prioritario subir el IRPF" y que "lo que necesitamos es que todo el mundo pague los impuestos".

Este mismo jueves, en la Comisión de Hacienda del Congreso para informar de los nombramientos de empresas públicas pertenecientes a la SEPI, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado que su departamento explora y estudia con Podemos una subida del IRPF para las rentas superiores a 150.000 euros anuales, "que no pertenecen ni a clases medias ni a clases trabajadoras".

Para aprobar esta medida, el Gobierno necesitaría el apoyo parlamentario del PDeCAT, pero la formación independentista ya ha avisado que se opone al aumento impositivo. Campuzano ha añadido que la fiscalidad debe servir para estimular el crecimiento económico y la creación de empleo y "cualquier impuesto que no tenga esta prioridad nos parece un error".

Por su parte, el portavoz de Presupuestos del PDeCAT, Ferrán Bel, también ha criticado la ausencia de diálogo de la ministra de Hacienda con su formación y ha dicho que "estamos viendo una lluvia de ideas dispersa e inconexa estos meses". "No todo lo que hemos escuchado nos gusta, como el planteamiento contradictorio de que primero se dijo que no se modificaba el IRPF y ahora hay propuestas de modificarlo. También se dijo que el Impuesto sobre Sociedades no afectaría a las pymes y parece que a algunas sí podría afectar", ha recriminado a Montero.

María Jesús Montero ha eludido pronunciarse sobre si el Gobierno había establecido o no algún límite concreto en torno al IRPF y ha aseverado que las negociaciones son reuniones en las que cada uno lleva de forma prioritaria sus opciones y "evidentemente el diálogo consiste en encontrar posiciones que se acepten por ambas partes". El Ejecutivo de forma clara sí ha dicho que "no va a subir la fiscalidad ni a la clase media ni a la trabajadora", algo que "sí es una línea roja".

Tras reunirse este miércoles con Pablo Echenique, el secretario de Organización y Programa de Podemos, la titular de Hacienda ha incidido en que las reuniones con la formación morada para negociar su apoyo a los Presupuestos Generales del Estado de 2019 "están avanzando" pero de momento no hay acuerdos cerrados. Ha dicho que todos los elementos de la negociación "están encima de la mesa" y se "ha hablado de toda la fiscalidad".

Campuzano, por su parte, ha señalado que la interlocución con el Gobierno está siendo muy difícil ante la situación judicial y la prisión preventiva de varios independentistas catalanes. "Esto condiciona el diálogo", ha dicho en relación a los Presupuestos del año que viene. El portavoz del PDeCAT en el Congreso también ha incidido en que el Gobierno debe aumentar la lucha contra el fraude fiscal, "que es el principal problema".