El ex primer ministro de Francia Manuel Valls ha pronunciado la conferencia de clausura del máster del Instituto Atlántico de Gobierno (IADG), una organización presidida por el ex presidente del Gobierno José María Aznar. El político francés ha alertado de dos de los grandes riesgos que tiene ante sí la Unión Europea: los populismos y los separatismos, y ha pedido una defensa de valores y de la democracia para hacerles frente. El presidente ha preferido mantener la incógnita respecto al ofrecimiento de Ciudadanos a encabezar la lista del partido al Ayuntamiento de Barcelona en las elecciones municipales de 2019. 

Noticias relacionadas

En un acto celebrado en Madrid este jueves, Valls ha subrayado "que no hay alianza posible con los populismos" por una cuestión de valores, no por razones políticas. Y los valores que él ha defendido son los de Europa como civilización y los de la democracia."Los populistas y nacionalistas niegan la historia o inventan otra historia pero las democracias deben recuperar el relato", ha advertido. Para él, el populismo se alimenta "de las desigualdades en la sociedad, provocadas por la globalización, y por el miedo a perder la identidad".

Sobre el separatismo, otro gran riesgo en Europa, ha aclarado que "no tiene futuro". "Si seguimos partiendo nuestro continente en numerosas naciones, no quedará nada". A su juicio, los separatismos se hacen fuertes porque "no hay un contrarrelato, los grandes partidos renuncian a su relato, por eso prosperan estas corrientes". Valls ha advertido de que los populistas "pueden ganar, los que no lo creen se equivocan, un claro ejemplo es Italia". Por esa razón considera muy importantes las elecciones europeas del año que viene, para que estos "no se conviertan en la segunda fuerza" en el Parlamento europeo. "La democracia está en peligro de muerte, requiere valor y visión".

Respecto a la inmigración, ha destacado que la presión actual "no es nada" comparada a la que se puede producir en unos años en Europa. La población de África se duplicará en 2050 y requerirá que se actúe con "trabajo y democracia" en el continente africano. La inmigración cuestiona el modelo político europeo: "Debemos inventar un modelo de acoger gente para responder a los problemas. Salvar personas es el honor del gobierno", ha explicado Valls.

Aznar no se pronuncia 

Aznar no se ha pronunciado durante el evento ni ha respondido a las preguntas de los medios sobre su candidato preferido a las primarias del PP, tampoco ha aclarado si se ha inscrito en la votación. Sin embargo, la ex alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dicho que está inscrita y votará, pero no a quién.

El año pasado, Aznar eligió para la misma clausura a Albert Rivera, que apostó por un futuro con nuevas políticas y "nuevos políticos".