El general Fernando Alejandre ha jurado su cargo como nuevo Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) en el Patio de Armas del Ministerio de Defensa -"el mayor reto de mi vida"-, relevando en el puesto al almirante general Fernando García Sánchez.

Noticias relacionadas

Alejandre ha destacado algunos de los principales valores que, asegura, ha conocido en el seno del Ejército: "Compañerismo, entrega y dedicación". Y ha asegurado que se dedicará "en cuerpo y alma" a tener unas Fuerzas Armadas "más eficaces, operativas y respetadas".

El discurso del nuevo JEMAD, que ha asumido el puesto tras abrazar a su predecesor, se ha centrado en su principal objetivo: "Potenciar la acción conjunta de los tres Ejércitos con el respeto a la especificidad de cada uno de ellos". Todo ello con la intención de "defender los intereses nacionales donde hace falta".

Su papel en la OTAN

El general Alejandre era hasta ahora el segundo jefe del Mando de la Fuerza Conjunta de la OTAN en el cuartel aliado de Brunssum (Holanda). La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, ha destacado su papel dentro de la Alianza: "Tiene un bagaje muy amplio y acorde a las nuevas tareas que tendrá que desempeñar".

Porque para Cospedal España debe jugar un papel importante en el proceso de reconversión que se está viviendo en el seno de la OTAN y de la UE: "Europa tiende a una Defensa común y España debe de estar presente".

Además, la ministra ha destacado la trayectoria de Alejandre, casado y padre de tres hijos. Dos de ellos han seguido la tradición familiar castrense y sirven en la Brigada Paracaidista, como él lo hizo antaño.

Palabras hacia el antiguo JEMAD

Cospedal ha agradecido al almirante general Fernando García Sánchez su desempeño como JEMAD durante los últimos cinco años y medio, quien más tiempo ha ostentado el cargo. "En estos meses he podido comprobar su valía", ha señalado la ministra. Sus principales virtudes: "Empuje, dedicación, lealtad, capacidad de trabajo y colaboración".