La boda de Sergio Ramos y Pilar Rubio celebrada el pasado sábado está en boca de todos. Se trata de un gran acontecimiento al que asistieron numerosas personalidades destacadas del mundo del fútbol. Entre ellas, se encontraba Santi Cazorla, jugador del Villarreal, que también estuvo presente en 'El Hormiguero' y no dudó en desvelar varias anécdotas de la fiesta.

Noticias relacionadas

El futbolista comentó la boda con Pablo Motos, que también asistió, durante el programa. Cazorla narró cómo hubo un momento espectacular donde les llevaron a un pueblo. "Montaron un pueblo, era como un decorado pero dentro había restaurantes, coches antiguos y un escenario. El momento estelar es cuando de repente suena la música de Europe y estaban de verdad", explicó.

El jugador continuó contando como de repente aparecieron Sergio y Pilar en un dragón: "Yo iba tan pedo ya que pensé que el dragón era real. Y luego hubo una canción de amor de Europe y la cantaron y la bailaron". "Eso era más grande que mi pueblo. Cuando llegue allí casi me pierdo tres veces", agregó.

Una fiesta sin móviles

Cazorla consideró que los churros que desayunaron en la fiesta fueron "espectaculares". "Lo mejor de los churros fueron el envase en el que venían. Era sensacional. Imaginaros como el envase de las palomitas, llenos de churros. Pero es que encajaba en ese envase un vasito de plástico que ya quedaba encajado con el chocolate, de manera que con solo una mano tú cogías el churro y mojabas directamente en el chocolate y para adentro. El mejor envase de churros de la historia. Sí señor, maravilloso", confesó.

Además, el futbolista reconoce que "ese día valía todo, no había cámaras, no había móviles, no había nada" y que el único que tenía móvil era Florentino Pérez. "Estaba viendo el partido de basket de la final de la ACB", aclaró.

La camisa de Pepe Reina

Pablo Motos preguntó a Cazorla sobre el 'ránking de bailones': "Pablo el primero y yo el segundo. Estuve muy bien, acabé con el tobillo un poco tieso, pero mereció la pena. Joaquín también, pero se fue muy pronto. Para lo que se suele ir él, se fue muy pronto. Pepe Reina se quedó conmigo y acabó rompiéndose la camisa y ahí dije 'Pepe, es hora de irse'".

Por último, el jugador del Villarreal confesó todo lo que bebió aquella noche: "Yo bebí sólo ron... uno solo... uno tras otro. Yo fui fiel y bebí ron solo. No mezclé porque sé que me puede pasar factura luego. A las 10 llegué (risas). Hacía un sol ya que era horrible".

[Más información en: El emocionante abrazo entre Florentino Pérez y Beckham en la boda de Sergio Ramos]