Sara Sálamo es una incondicional seguidora del Atlético de Madrid. Así lo quiso reflejar este miércoles cuando el equipo rojiblanco disputaba la final de la Europa League ante el Olympique de Marsella en Lyon. El resultado terminó por con un nuevo triunfo de Simeone en Europa, el tercer trofeo continental desde que el argentino es entrenador del equipo. Tres torneos en la segunda competición europea en importancia tras clasificarse por dos veces a la final de la Champions y ser apeado en ambas por el Real Madrid

Noticias relacionadas

Ni su relación con Isco Alarcón ha podido mitigar o virar los sentimientos de la actriz. Después de iniciar su romance con el futbolista malagueño, muchos comenzaron a dudar de sus colores e incluso se la llegó a ver este pasado inverno con un gorro que portaba el escudo del equipo merengue. Más tarde Sálamo se encargaría de matizar a través de la red social que: "aunque haga mucho frío, soy más colchonera que nunca. Siempre seré colchonera. Eso es lo que tengo que decir".

Así vivió Isco la Europa League del Atleti junto a su novia colchonera

El propio jugador del Real Madrid también ha compartido con sus seguidores como la actriz veía a su Atletico de Madrid como jugaba la final de la Europa League.

Isco Alarcón, en el sofá con Sara Sálamo

UN NOVIAZGO CONSOLIDADO

Pese a los diferentes colores de sus colores, tanto Isco como Sara Sálamo acostumbran a sus fieles en las redes sociales a continuos mensajes de amor. Entre ambos ha nacido algo muy bonito y de ello hacen partícipes a todos sus seguidores. Isco no oculta lo que siente por la conocida actriz, quien hace poco pisó por primera vez la alfombra roja de Cannes, y esta tampoco duda en gritar a los cuatro vientos todo lo que quiere al madridista.

Así vivió Isco la Europa League del Atleti junto a su novia colchonera

Así vivió Isco la Europa League del Atleti junto a su novia colchonera

Así vivió Isco la Europa League del Atleti junto a su novia colchonera

CELEBRACIÓN

Está por ver si Sara se acercó finalmente a la fuente de Neptuno para celebrar el triunfo de su equipo. Unos jugadores que, pese al estado de euforia y diversión, no dudaron en volverse a acordar del eterno rival demostrando una vez más un indeseable sentimiento de inferioridad. Fue el lateral del conjunto rojiblanco quien avivó la llama al acercarse a la tribuna donde se congregaban los aficionados colchoneros y, megáfono en mano, comenzó a ser el altavoz de esta serie de aficionados.