El beticismo está ofendido y probablemente se plantee seriamente volver a comprar en una tienda de Makro. Uno de los empleados de la empresa decidió bromear con el cartel de unas patatas fritas que tienen el escudo del Betis y calificó al conjunto verdiblanco como el segundón de la ciudad de Sevilla

Noticias relacionadas

La disculpa de Makro al Betis tras llamarles "segundo equipo de Sevilla"

La empresa se ha visto obligada a disculparse con la afición bética por lo sucedido y ha achacado la acción a uno de los trabajadores de la empresa que realizó una "broma de mal gusto" a todos los aficionados del equipo que dirige Quique Setién. La jugada no se estima que le salga muy rentable a la empresa, la cual podría generarse una imagen antagonista entre una parte importante de Sevilla y perder, de esa manera, clientela en sus establecimientos. El responsable, a buen seguro, también está profundamente arrepentido una vez haya visto las consecuencias de su humor.