Pep Guardiola sigue dejando momentos para el recuerdo como ya ocurrió hace tan solo una semana en su partido de Champions League contra el Mónaco, encuentro donde el equipo de Mbappé, jugador pretendido por el Real Madrid, pintó la cara al Manchester City para dejarle fuera de los cuartos de final.

Noticias relacionadas

Pese a ello, el entrenador catalán mostró el orgullo que siente por entrenar a sus jugadores pese a los malos resultados, una situación que provocó las risas de Jurgen Klopp tras el empate del Liverpool frente al equipo de Guardiola.