La temporada ha consumido ya sus primeros meses y muchos se preparan para lo que está por venir. Las miradas de muchos equipos están puestas en el horizonte y allí se empieza a divisar el mercado de invierno, ese donde algunos clubes acuden a por retoques que les sirvan para seguir tirando hacia adelante. Otros, por su parte, intentan desprenderse de algún lastre deportivo y económico. 

Noticias relacionadas

En esas está el Real Madrid, que busca aclarar la situación de su delantera. En ella tiene un jugador indiscutible que está peleando de lleno y por primera vez en su carrera por el Balón de Oro. Sin embargo, tiene a otras dos piezas que ni cuentan para Ancelotti ni tienen un futuro claro, ya dentro del Real Madrid o fuera. 

Son Luka Jovic y Mariano Díaz, dos apuestas del club en momentos bien diferenciados que por unos motivos u otros no han salido nada bien. Sin embargo, los dos ocupan un puesto en la plantilla y un sueldo para la entidad blanca, y por ello a la directiva madridista le urge buscar una solución para lo que ahora mismo es un problema. 

Mariano y Jovic, durante un entrenamiento

El caso más sangrante es el de Mariano. El hispano-dominicano no ha contado apenas para ninguno de los entrenadores que ha tenido desde su regreso a la 'Casa Blanca'. Ni lo hizo para Zidane ni lo ha hecho ahora para Ancelotti. Sin embargo, verano tras verano ha aguantado contra viento y marea para cumplir su reto de quedarse en el club. Ya fuera en el banquillo o en la grada, él tenía claro su propósito. 

Hasta ahora, desde su entorno se ha vendido la intención de quien siempre se veía capaz de revertir la situación y de que afrontaba el reto de quedarse y de convencer al entrenador de turno. Desde el esperpento de este verano, cuando tenía su salida cerrada en dos clubes diferentes, ya no se buscan ni excusas. 

Mariano no cuenta para Ancelotti y así se lo ha hecho saber y se lo ha demostrado el entrenador italiano. Por eso, tanto el entrenador y el Real Madrid verían con buenos ojos buscar una salida inmediata en el próximo mercado de invierno. Sería la mejor solución para todos, aunque fuera en calidad de cedido. 

En el otro lado de la partida está Luka Jovic. El serbio sí ha contado para Ancelotti, pero no ha demostrado lo suficiente para ganarse un hueco. Ha jugado poco y lo poco que ha jugado lo ha hecho sin convicción y sin demostrar el hambre necesario como para darle la vuelta a la situación. Por ello, y aunque sí entraba en un principio en los planes de Ancelotti, su salida tampoco es descartable. 

Jovic, contra el Sheriff Real Madrid

Sus pequeñas lesiones que no le han dejado tener continuidad tampoco han contribuido a mejorar su situación. Para colmo, su carácter frío y su poca capacidad para ser dejarse ver y para ser importante en los minutos que juega hacen que muchas veces pase desapercibido y eso es algo insoportable para el respetable del Santiago Bernabéu

Por cuestiones lógicas, la salida de uno implicaría casi con total seguridad que el otro tiene que quedarse, al menos hasta final de temporada, y ahí Jovic cuenta con más opciones de continuar. A pesar de eso, el club abre sus puertas para los dos enero y ningún escenario es descartable ya que ninguno ha hecho méritos para ganarse una situación de privilegio o de favor respecto al otro. 

Con vistas al mercado

Una vez salgan al mercado tanto Mariano como Jovic, tendrán que buscar cual es su nicho para intentar encontrar una salida que les satisfaga. El exdelantero del Olympique de Lyon tiene la mayor parte de sus oportunidades en España, ya que ahí es desde donde ha recibido mayores intereses en los últimos cursos. 

Equipos como el Sevilla o el Espanyol se interesaron por su situación en el pasado y tantearon al Real Madrid para probar un posible fichaje o una posible llegada. Sin embargo, su alto salario siempre ha supuesto un impedimento. Este mismo verano, primero tuvo su salida cerrada al Valencia y después al Rayo Vallecano, pero finalmente terminó truncando ambas operaciones. El Benfica ha sido otro de los clubes que ha llegado a pujar fuerte por el punta. 

Mariano Díaz, en el entrenamiento del Real Madrid Real Madrid

En el caso de Jovic, su mercado parece más abierto, aunque también más disperso. En Alemania dejó un gran recuerdo y ahí podría encontrar acomodo, aunque no hay clubes que puedan ofrecer cantidades importantes al Real Madrid por su fichaje. Inglaterra siempre le ha tenido en su lista de posibles llegadas y también han sonado cantos de sirena desde Italia, en especial por parte del Inter de Milán.

Además, se posicionan en esta carrera clubes como el Newcastle, el nuevo rico del fútbol mundial, que necesita revulsivos y jugadores de primer nivel para arrancar su proyecto y salvarse. Ambos ya han sido relacionados con las 'urracas' y podrían tener allí una vía de escape. 

Necesidad de hacer hueco

Por su parte, el Real Madrid vería buena una salida en este mercado de invierno porque sería, en parte, la oportunidad de empezar a quitarse un problema del futuro. El club quiere hacer una revolución en su delantera para la próxima temporada y por ello tiene que hacer espacio más pronto que tarde. Mariano y Jovic entran en esa lista de jugadores que deben abandonar el club donde también podrían estar otros como Bale o Hazard

Si el club pretende afrontar la llegada de cracks como Mbappé, Haaland o incluso Lewandowski, necesita hacer espacio, tanto por número de fichas como por masa salarial, por lo que tener parte del problema solucionado desde este mes de enero podría ser un acierto y un adelanto para el club de Concha Espina

[Más información: El plan B del Real Madrid en el mercado: las estrellas dispuestas a fichar]