La revista France Football confirmó los 30 candidatos al premio del Balón de Oro que se entregará en París el próximo 29 de noviembre. Una lista en la que, como era de prever, está presente Karim Benzema. El delantero del Real Madrid figura entre los principales aspirantes, aunque hay quien le echa en cara la falta de títulos para descartarle de dicha carrera. Sin embargo, a la vista de lo sucedido el año pasado y de su gran inicio de campaña, es un hecho que el '9' está en condiciones de reclamar el Balón de Oro por cinco grandes razones.

Noticias relacionadas

La primera de ellas son sus números en los últimos tiempos. Karim Benzema acumula en este inicio de temporada una intervención clave cada 52 minutos aproximadamente, datos que le sitúan por delante de Lewandowski (59 minutos) y cerca de Haaland (47 minutos). En total, son 10 goles en diez partidos disputados y un total de siete asistencias para comandar el Real Madrid. Benzema, reconocido por todo el mundo del fútbol, es ahora mismo uno de los jugadores más en forma del planeta.

La segunda razón hace referencia a su rendimiento la temporada pasada. Si bien el Balón de Oro es de esta nueva edición, el premio cobrará especial relevancia tras ser suspendido el curso pasado. France Football decidión no entregar el premio ante la aparición de la pandemia y el único trofeo entregado fue el del 2019. El del 2020, para el que Benzema partía como uno de los favoritos, quedó en el limbo.

Benzema firmó 30 goles y nueve asistencias a lo largo de toda la temporada 2020/2021, lo que supone una intervención clave cada 99 minutos en el terreno de juego. Durante la 2019/2020, de igual manera, el galo mostró una gran versión con 27 goles y 11 asistencias para una intervención fundamental cada 105 minutos en el césped.

Esos buenos datos son los que fundamentan una tercera razón que no es otra que la del regreso a la selección francesa. El delantero del Real Madrid, después de seis años de veto en el conjunto nacional, fue convocado por Deschamps para la Eurocopa 2020. Un reconocimiento a su gran explosión en el Real Madrid y que acabó con un conflicto que estaba frenando a Benzema a nivel internacional. El atacante regresó y es ahora el mismo seleccionador el que defiende que debe ganar el galardón esta edición.

Francia no ganó la Eurocopa, lo que podría haber catapultado a Benzema hacia el Balón de Oro. Sin embargo, esta es la cuarta razón por la que Benzema puede llevarse el premio. Y es que no siempre es necesario ganar para llevarse el Balón de Oro. Leo Messi ha admitido recientemente que cada vez se tienen más en cuenta los títulos colectivos, pero el caso de Modric en 2018 ya rompió con las teorías. El croata había ganado la Champions con el Real Madrid, pero el título de Francia en el Mundial parecía indicar que un jugador francés se llevaría el premio. Modric se impuso a Griezmann y se llevó el Balón de Oro para acabar con el duopolio Messi-Cristiano.

Benzema, crecimiento constante

Por el momento, uno de sus principales rivales como es Leo Messi ya le ha metido entre los rostros con más opciones de llevarse el galardón. El argentino votará a Neymar y Mbappé y se desconoce quién será el tercer jugador al que apoye. Pese a ello, el simple hecho de haber citado a Benzema (junto a Lewandowski), ya es una muestra de respeto hacia el delantero del Real Madrid.

La quinta razón es un cúmulo de todas ellas: su crecimiento durante las últimas temporadas. El delantero francés estuvo a la sombra de Cristiano Ronaldo en el Real Madrid y tras la marcha del portugués fueron muchos los que dudaron de su nivel. Sin embargo, lejos de achicarse, Benzema dio un paso al frente hasta liderar al cuadro merengue. El galo acabó con las críticas hasta situarse, durante todas estas temporadas desde entonces, como uno de los jugadores con más clase y fútbol del panorama deportivo.

La duda acabará el próximo 29 de noviembre en París. Benzema, en caso de ganarlo, sería el tercer jugador del Real Madrid en llevarse el galardón en las últimas temporadas. Además de las peleas de Cristiano por ser el mejor del mundo, el club merengue aún cuenta con un Luka Modric que fue quien acabó con el dominio del delantero portugués y de Leo Messi. 

[Más información - Mbappé y Benzema son inseparables: el vídeo que ilusiona al madridismo]