Ya es oficial. Uno de los grandes culebrones del verano ha terminado y es que Raphael Varane ya es nuevo jugador del Manchester United. Lo que muchos madridistas no se terminaban de creer se ha anunciado hace tan solo unas horas y a partir de este momento, la pareja de centrales de los últimos años en el club madridista ya es historia. 

Noticias relacionadas

Nunca más se verá con la camiseta del Real Madrid a Sergio Ramos y Raphael Varane, lo que significa que el club blanco arranca una nueva etapa en su retaguardia. Un camino con nombres nuevos, pero también con dudas, ya que la entidad ha visto como dos de los mejores defensores de su historia hacían las maletas con tan solo un mes de diferencia. 

Primero fue Sergio Ramos rumbo al PSG y después ha sido Raphael Varane al Manchester United. Dos clubes con un músculo económico inigualable en estos momentos de crisis y que han podido darle a los dos defensas los salarios que demandaban. Con sus salidas, el Real Madrid reforma su defensa de arriba a abajo en un verano que va a ser clave para medir el nivel del equipo. 

Varane ficha por el Manchester United

Lo cierto es que en los últimos años, la defensa blanca está sufriendo una cierta transformación. A las salidas de Varane y Ramose se ha unido el fichaje del nuevo jefe de la zaga, David Alaba, y la llegada hace dos temporadas de un nuevo lateral izquierdo como Ferland Mendy. También la aparición de canteranos como Miguel Gutiérrez, las idas y venidas de Álvaro Odriozola y la reconversión al lateral derecho de Lucas Vázquez. 

Además, hay dos jugadores que han ido ganando protagonismo en los últimos meses y que ahora se presentan como claves en la nueva defensa del Real Madrid tras las bajas. Uno es un jugador veterano y de la casa como Nacho Fernández que acaba de renovar. Otro es Eder Militao, un central que puede actuar de lateral joven, con mucho futuro y que supuso una gran inversión para el Real Madrid hace ya unas temporadas. 

Ellos deben ser los nuevos líderes de la defensa junto con Alaba tras la marcha de dos pesos pesados como Sergio Ramos y Raphael Varane. Además, ambos llegan tras un final de temporada espectacular en el que han rendido a un nivel altísimo como pareja debido a las muchas bajas que ha sufrido el equipo. 

Alaba se entrena en Valdebebas Real Madrid

El momento Nacho-Militao

Nacho es un valor seguro en el Rea Madrid. Desde que debutara en la etapa de José Mourinho, el defensa blanco ha sabido ganarse su presencia en la primera plantilla año tras año. Siempre en un perfil de secundario, sin hacer mucho ruido, sin querer estar ante los focos, pero siempre respondiendo cuando se le ha necesitado. Tiene la capacidad de no fallar nunca a pesar de que se tire meses sin jugar, algo que muy pocos en el mundo tienen. Además, es polivalente como pocos, ya que puede actuar en cualquier puesto de la zaga. 

A su talento y a sus capacidades une su limpieza a la hora de ir al corte, su corrección por arriba y por abajo y su sentimiento madridista. Ha respirado fútbol de cantera en el equipo como pocos y ahora aspira a ser un 'One Club Man' del Real Madrid. Y si lo consigue no habrá sido fácil, no solo por la enorme competencia que ha tenido, sino por las muchas ofertas que ha recibido para irse con un sueldo más alto y con una titularidad garantizada que, entre otras cosas, le hubieran asegurado un puesto en la selección española. 

Sin embargo, Nacho ha aguantado contra viento y marea en el club blanco y ahora le ha llegado su gran oportunidad, la de sentirse importante y la de pelear por puesto que, sino le garantiza la titularidad, si le reporte una enorme cantidad de minutos. Su regularidad es un valor que siempre le acompaña. 

Nacho Fernández durante un calentamiento

Y el otro cromo en la ecuación de la nueva defensa del Real Madrid es Eder Militao. Fue una apuesta complicada del club después de haber deslumbrado en el Oporto y pagar un costoso fichaje. Una operación con un jugador joven y que no estaba testado en la élite que no lo pasó bien en su primera temporada. Mostrando dudas, imprecisiones e inseguridades, sus apariciones fueron escasas. Al contrario que Nacho, Militao sí ha necesitado de minutos para crecer y sentirse importante. 

Las bajas del equipo durante todo el 2021 le dieron ese protagonismo que necesitaba y demandaba y no ha desaprovechado la oportunidad. Fue todo un descubrimiento su irrupción como uno de los mejores del equipo formando una pareja casi inexpugnable con Nacho. Seguro por arriba, con calidad, capacidad para ir hacia delante y con una velocidad que asusta. Es un jugador ideal para defender con el equipo en zonas muy adelantadas y con muchos metros a la espalda. No ha nacido delantero que pueda ganarle una carrera. Además, ahora, con la confianza por las nubes, es un jugador que está iluminado y que se siente central estandarte de todo un Real Madrid. 

Militao es para el Real Madrid ese jugador que desde muchos sectores se le demanda al club. Para qué buscar un central joven y con proyección que salga por precio muy alto, véase los casos de Jules Koundé o Pau Torres, cuando lo tienes en casa porque ya hiciste los deberes en su día. El brasileño es ese defensa que hoy irías a fichar por más de 50 millones después de haberse lucido en un club de segundo nivel como lo son Sevilla y Villarreal y como en su día lo fue el Oporto. Por ello, por Militao y por Nacho, el Madrid sabe que no necesita centrales. Además, ellos saben que están ante un momento clave en el que dar la cara y ganarse un puesto durante años en la nueva defensa de Ancelotti.

[Más información: Varane ficha por el Manchester United a cambio de 50 millones]