El Real Madrid publicó en el inicio de esta semana el regreso a Valdebebas de Carlo Ancelotti. El técnico italiano comienza su segunda etapa como entrenador merengue y lo hace con mucha ilusión, con un importante reto como es el de sustituir a Zinedine Zidane y con su primera tarea pendiente ya sobre la mesa: decidir la lista de bajas.

Noticias relacionadas

Por el momento, el club blanco ya ha confirmado una incorporación para la próxima temporada 2021/2022. David Alaba será madridista después de acabar su contrato con el Bayern Múnich este mismo mes de junio. El austriaco se encuentra concentrado en la Eurocopa, pero después tendrá que poner rumbo a la capital española.

Si Alaba representa la cara, Ramos es la cruz. El jugador cerró una etapa de 16 años como futbolista blanco al anunciar su adiós la pasada semana. Era algo que se venía especulando al no haber acuerdo para la renovación y después de un acto institucional en forma de homenaje, Sergio Ramos se despidió del Real Madrid.

En cuanto a posibles nuevas caras, el único nombre que está en la agenda es el de Kylian Mbappé. El delantero del PSG ha trasladado ya su intención de salir del Parque de los Príncipes, tal y como han anunciado en Francia, y ahora solo falta que se confirme la noticia cuando acabe la Eurocopa.

'Operación Salida'

Varios nombres están sobre la mesa de Ancelotti. Aunque hay focos más importantes para apagarse. Comenzando por la defensa, Odriozola lo tiene complicado después de la renovación de Lucas Vázquez. El gallego ha demostrado ser un lateral derecho que cumple con las expectativas y ahí el ex de la Real Sociedad se encuentra en una encrucijada, pero con el Milan interesado en él.

Alvaro Odriozola, presionado por Manu Trigueros REUTERS

Del lateral al centro de la zaga. Sin Sergio Ramos y con la incógnita de Varane. El francés tiene un año más de contrato, pero todavía no ha aceptado la oferta de renovación del Real Madrid y si no prolonga saldrá al mercado por un valor que ronde los 70 millones de euros. Manchester United y PSG, interesados.

Si el francés se va, dos opciones tiene el Real Madrid y sin desembolsar un solo euro. Víctor Chust es uno de los centrales de la cantera que ya tuvo su oportunidad el pasado curso ante las bajas y que convenció al club. El otro defensa que tiene contrato con el conjunto merengue y que este 30 de junio acaba su cesión en el Granada es Jesús Vallejo. Carlo Ancelotti deberá decidir quién es el cuarto central del equipo entre estas dos opciones, siempre y cuando Raphaël Varane se vaya.

Varane ante Iñaki Williams, en el Real Madrid - Athletic de La Liga Reuters

Dando un paso adelante hasta el centro del campo, el nombre más destacado es el de Brahim Díaz. Takefusa Kubo saldrá nuevamente cedido y las miradas se centran así en el malagueño. Precisamente, el futbolista ha hablado recientemente de su futuro, asegurando que todavía no sabe qué va a pasar.

"Estoy muy contento con todo lo vivido. Son dos grandes clubes -Real Madrid y Milan-, pero ahora mismo no tengo idea. Espero conocer mi futuro pronto. He sido feliz en el Madrid y soy muy feliz en Milán, donde hemos conseguido el objetivo y en lo individual ha sido increíble. Veremos qué pasa", ha dicho Brahim en un acto en su tierra.

Ancelotti debe ver a Brahim y decidir. El Milan, donde ha jugado la última temporada en calidad de préstamo, quieren una nueva cesión pero esta vez con opción a compra. Con estas dos variantes de futuro tan firmes, los siguientes cuatro jugadores que aparecen en la lista son Jovic, Mariano, Marcelo e Isco.

Marcelo, en un partido del Real Madrid de la Champions League 2020/2021 Reuters

Jovic es otro de los cedidos que vuelve y Ancelotti deberá decidir si se queda con el serbio en su plantel o no. En cambio, Mariano sí que está en el mercado de fichajes. En años anteriores, el canterano se negó a salir, pero sabe que lo tendrá difícil para tener minutos por lo que puede estar ante su gran oportunidad de a sus 27 años -cumple 28 en agosto- tener el protagonismo que no ha obtenido estos últimos cursos.

En cuanto a Marcelo e Isco, tanto uno como otro no cuentan, pero los dos también se mantienen firmes en su decisión de continuar formando parte de la casa blanca. Su peso ya ha caído en estas dos últimas temporadas, en especial en la 2020/2021, pero parecen estar más cómodos con su actual rol que con la posibilidad de una nueva aventura.

[Más información - Bale: "No me queda otra que estar preparado para Ancelotti, será entrenador del Real Madrid"]