"El Real Madrid ha hecho una gestión impecable de la pandemia y hay que decirlo. Sin duda el que mejor de Europa. Incluso mejor que los clubes estado. Los que mejor lo han hecho", así explicaba Javier Tebas en el informe económico financiero de LaLiga la situación del fútbol europeo tras esta temporada. Los resultados del ejercicio económico 2019/2020 culé puso en liza la gestión de Florentino Pérez frente a la de Josep María Bartomeu, pero ahora ha sido el presidente de la patronal el que lo ha dicho.

Noticias relacionadas

Mientras anunciaba que la mitad de los más de 700 millones de pérdidas que ha tenido la competición en esta temporada eran responsabilidad del Barça, los madridistas pueden estar contentos con la gestión que ha hecho el club de esta situación. El club catalán acaba de aprobar un presupuesto irrealizable para cerrar el ejercicio actual, aunque no había más remedio después de que Laporta cogiera las riendas a mitad del curso. Mientras, los blancos esperan cerrar el ejercicio con 650 millones de euros.

Aunque era imposible librarse de las pérdidas en una temporada así, el Real Madrid ha podido reducirlas al máximo apretándose el cinturón. Bajo una gestión responsable, el Madrid ha logrado reducir el impacto y ve como en la ciudad condal pueden asomarse a un abismo. Algo que también se vislumbra en Europa. El coronavirus nadie lo pudo prever y hay más grandes como Juventus y Manchester United que también han perdido 71 y 110 millones, respectivamente, por la crisis.

Patrimonio del Real Madrid (hasta la 2018/2019)

La fórmula mágica mientras el mundo del fútbol está en la ruina ha sido la de la austeridad. Si el Real Madrid logró presentar en su última asamblea de socios un superávit de 320.000 euros fue porque desde que comenzó la pandemia se hizo un proyecto para disminuir su impacto lo máximo posible. Eso ha pasado por no hacer grandes contrataciones, hacer recortes salariales en la plantilla y en las renovaciones, no comprometerse con sus grandes estrellas si quieren contratos diferentes a los que le propone la entidad, seguir trabajando en la gran obra que es el Santiago Bernabéu nuevo y preparar el terreno para volver a los grandes fichajes cuando se recuperen.

Sin fichajes

El Real Madrid decidió dejar de gastarse decenas de millones con ventas y cesiones. Solo con Bale, cedido al Tottenham, y James, libre al Everton, se ha ahorrado 40 millones y con los cedidos (Kubo, Ceballos, Brahim, Vallejo y Reinier) se añaden otros 25 más. Este dinero no se invirtió en llegadas con el objetivo de buscar una pieza más codiciada en el mercado. Todos los focos están puestos en la llegada de Kylian Mbappé este verano. En cualquier caso, la primera contratación ha sido la de Alaba a coste cero.

Recorte salarial

Sergio Ramos, a la cabeza de las negociaciones y como la voz de todo el vestuario, aceptó que la plantilla viera sus sueldos reducidos en un 10 por ciento para paliar las consecuencias del Covid-19 en el equipo. También lo iba a hacer en su renovación que finalmente no se concretó por diferencias con la directiva, pero sí que lo han hecho Luka Modric, Lucas Vázquez, Nacho Fernández y Karim Benzema en sus nuevos contratos. 

Luka Modric renueva con el Real Madrid hasta 2022

Sin compromisos

Como ha demostrado el club en la gestión de la salida de Sergio Ramos, el hecho de ser una leyenda del Real Madrid no implica que haya que aceptar cualquier propuesta del jugador. La entidad está por encima de todo y, aunque siempre sea de forma amistosa, si una etapa se ha acabado, no importa que se acabe. El futuro sigue y sin la ficha del que fuera capitán blanco habrá aún más margen para que lleguen nuevas estrellas a la entidad.

Proyecto futuro

Todos los esfuerzos se han enfocado en que el Santiago Bernabéu sea el mejor estadio del mundo y se espera que poco a poco los aficionados empiecen a disfrutarlo. La noticia del regreso del público ha supuesto que el Real Madrid esté preparando la reapertura del coliseo, algo que volverá a reportar ingresos para el club. Además, el gran proyecto será una de las principales vías de enriquecimiento que tendrá la entidad en cuanto se termine.

La cantera

Esta situación ha servido para que los merengues hayan disfrutado de una generación de mirlos de Valdebebas que pisa muy fuerte. Los Miguel Gutiérrez, Victor Chust, Antonio Blanco y Sergio Arribas se han ganado estar en el Real Madrid del futuro. A priori, estarán a caballo entre el filial y el primer equipo si no se producen las salidas esperadas. En cualquier caso, están llegando ofertas de cesión por estos grandes proyectos.

Vuelta a los Galácticos

El colofón a esta gran gestión será que el modelo de austeridad sirva para volver a ver cómo el club hace grandes desembolsos. Kylian Mbappé y Erling Haaland acaparan los titulares cuando se habla del mercado del Real Madrid. El objetivo es que el nuevo coliseo merengue sea el lugar donde jueguen los principales jugadores del mundo. Porque los blancos han ganado estas últimas temporadas el título de la gestión, pero lo importante es volver a levantar la Champions League.

[Más información: LaLiga prevé pérdidas de 733 millones: "La mitad son del Barça"]