"Cuanto más te conviertes en una personalidad importante, más deberes tienes. Ya no soy el niño pequeño. Soy Kylian Mbappé", el jugador del PSG lo tiene claro. Viene un verano trascendental en su carrera y el delantero que tiene pendiente de su futuro a todo el mundo se ha confesado en la edición del Reino Unido de la revista Esquire. La gran promesa del fútbol mundial estará a menos de un año de acabar contrato al final de este mes y este miércoles ha dado nuevas pistas.

Noticias relacionadas

Le preguntaban en el medio cultural sobre si ya es un jugador demasiado grande para la liga francesa y Mbappé lo tiene claro: "Francia no es el mejor campeonato del mundo". En cualquier caso, el delantero galo cree que tiene que afrontar la "responsabilidad, como jugador insignia, de ayudar a que la liga crezca". En el medio destacan que la decisión de salir o no la tomará en familia, con sus abogados y con el deseo que exprese él mismo.

Cuando le cuestionan por sus ambiciones profesionales, sigue teniendo claro que quiere "ganarlo todo", un nuevo guiño a salir de Francia para afrontar nuevos retos. En cualquier caso, su plan era levantar la Champions League con el PSG antes de cumplir un nuevo sueño, como sería vestir la camiseta blanca del Real Madrid. Conoce que en la capital de España le esperan con los brazos abiertos y que la pelota está sobre su tejado.

Kylian Mbappé, durante un entrenamiento con Francia REUTERS

Él será la gran joya codiciada del mercado junto a Erling Braut Haaland. El delantero noruego incluso se ha puesto por delante de él en cuanto al interés de algunos clubes. "Es su segundo año, lo estamos conociendo. Es el comienzo para él. Estoy feliz por él, por lo que está haciendo", explica Mbappé sobre si hay comparaciones entre la incidencia que ha tenido uno y otro. Está claro que su rivalidad va a ser histórica en los próximos años.

Messi y Ronaldo

Pero la comparación que no se atreve a hacer aún es la de Leo Messi y Cristiano Ronaldo con su todavía precoz carrera. "Si te dices a ti mismo que lo harás mejor que ellos, está más allá del ego o la determinación, es falta de conciencia. Esos jugadores son incomparables. Han violado todas las leyes de la estadística. Han tenido 10 años extraordinarios, 15", sentenció el francés en esta entrevista en la edición británica de Esquire.

En cualquier caso, no rehúye de que ahora mismo es uno de los mejores: "Siempre te comparas con los mejores en tu deporte, al igual que el panadero se compara con los mejores panaderos a su alrededor. ¿Quién hace el mejor croissant, el mejor pain au chocolat? Miro partidos de otros grandes jugadores para ver qué están haciendo. Sé cómo hacer esto, pero ¿puede el otro chico hacerlo también? Creo que otros jugadores también me miran. Creo que eso empuja a los jugadores a mejorar su juego, al igual que Messi fue bueno para Ronaldo y Ronaldo fue bueno para Messi".

[Más información: Benzema hace de negociador: ya habla con Mbappé del Real Madrid]