El Real Madrid ya tiene entrenador y puede ponerse manos a la obra con la planificación para la próxima temporada. Carlo Ancelotti vuelve al club blanco y coge las riendas como ya hiciera en 2013, pero esta vez es diferente y tendrá que llevar a cabo una renovación de la plantilla. Eso significa que le tocará tomar alguna decisión difícil con los 'amigos' que dejó en el vestuario en 2015 y aún siguen jugando en el mismo equipo.

Noticias relacionadas

Ancelotti se reencuentra con hasta once futbolistas de su primera etapa en el Real Madrid. Once futbolistas todavía con contrato y que, lógicamente, ya rozan o superan la treintena. Varios de ellos caminan por la cuerda floja y está por ver si la llegada del técnico italiano puede favorecer o no sus opciones de quedarse en el equipo.

El Madrid se debe renovar y Ancelotti tendrá que diseñar una lista de altas y bajas, contando el club ya con algunas de antemano. Por ejemplo, el fichaje de David Alaba llegó antes de saberse el nombre del entrenador blanco. Lo mismo ocurre con alguna salida que deberá hacer frente 'Carletto'.

Carlo Ancelotti, durante un partido con el Everton REUTERS

Ancelotti y once jugadores del Real Madrid se encuentran de nuevo. Algunos podría ser solo durante unos días. Los 'viejos conocidos' del italiano son: Sergio Ramos, Raphaël Varane, Nacho Fernández, Marcelo, Dani Carvajal, Casemiro, Luka Modric, Toni Kroos, Isco, Karim Benzema... y Gareth Bale. El único que no jugó esta temporada de blanco fue el galés, pero este vuelve de su cesión al Tottenham con un año de contrato más.

Bale, salida segura

De esos once jugadores, al menos casi la mitad está en peligro de salir del Real Madrid este verano. El primero es, precisamente, Bale, al que el club no contempla tener de vuelta después de lo traumáticas que fueron sus últimas temporadas de blanco. El objetivo es quitarse de encima su gran ficha y Ancelotti, que ya tuvo 'problemas' por no ponerle en su segunda temporada en el Madrid, no pondría pegas.

¿El fin de Marcelo e Isco?

Luego están los casos de Marcelo e Isco. El ciclo se ha terminado para ambos tal y como ha ido quedando claro las últimas temporadas. El Madrid tiene pensado facilitar la salida de ambos, que tienen contrato hasta 2022. Sin embargo, en el caso del brasileño se dejó la decisión en sus manos como guiño por su aportación al equipo durante tantos años. En las próximas semanas se irá decidiendo su futuro.

El 'caso Ramos'

El caso más traumático, sin duda, es el de Sergio Ramos. Es sabido que el capitán del Real Madrid termina contrato a final de mes y que su renovación lleva demasiado tiempo estancada. El jugador pide más de lo que el club le ofrece, pero el límite establecido por la directiva es claro. Está por ver si Ancelotti puede ayudar a convencer a Ramos para seguir, pero ahora mismo las sensaciones son negativas a todos los niveles.

Ultimátum a Varane

Y además de Ramos está Varane. El otro teórico central titular del Real Madrid podría seguir los mismos pasos del camero e irse este verano. En su caso no sería gratis, ya que le queda un año de contrato. Pero el francés no da señales de querer renovar y el club no va a dejar escapar la oportunidad de obtener una buena suma de dinero si no quiere renovar. El club tiene claro que no dejará que se vaya libre en 2022.

Cinco casos que son las 'patatas calientes' con las que se encuentra Ancelotti nada más llegar. De los futbolistas que conoce de su primera etapa podría ver cómo se reduce la nómina a la mitad. 'Carletto' llega a un Madrid que ha de renovarse y eso pasa por afrontar despedidas que pueden ser dolorosas.

[Más información: El bis de Ancelotti en el Real Madrid: 5 motivos a favor y 5 peligros que deberá salvar]