Los dos partidos de ida de las semifinales de la Champions League se han disputado y ambas eliminatorias quedan abiertas para la vuelta. Real Madrid y Chelsea empataron en el Estadio Alfredo Di Stéfano, mientras que el Manchester City remontó ante el PSG en el Parque de los Príncipes.

Noticias relacionadas

Qué dos equipos pasarán a la final no se sabe. Quién levantará la 'Orejona' tampoco, pero las primeras conclusiones a los duelos de ida ya se pueden sacar. El City supo desactivar a los hombres fuertes del PSG, pero tuvo suerte en los dos goles. En el primero Keylor Navas falla y en el segundo se abre la barrera y el portero tico queda vendido.

El Paris Saint-Germain fue superior en la primera parte, pero sin Mbappé, desactivado por la estrategia de Guardiola, y con un Neymar que acabó desapareciendo con el paso de los minutos, se quedó en un equipo sin mordiente. En la otra eliminatoria, el Chelsea pudo hacer un roto a los trece veces campeones en los primeros 20-25 minutos.

Karim Benzema se adelanta a la defensa del Chelsea, dispara y marca REUTERS

Pero este conjunto londinense se aferró a cerrarse y a tapar los huecos para no salir herido de Madrid. Mientras que los blancos notaron los esfuerzos físicos de las últimas semanas y tan solo Benzema, Militao y Courtois pasaron el corte con nota. Ya saben que para pasar a la final les hace falta más.

La respuesta a Mbappé

Esta Champions League puede tener la gran respuesta al dilema de Kylian Mbappé. El delantero no da su brazo a torcer y continúa enrocado en el silencio. El PSG aprieta tanto de puertas para dentro como para fuera. Tres ofertas han puesto sobre la mesa al jugador los parisinos y todas ellas han obtenido la misma respuesta: no.

Pero en París también presionan al futbolista públicamente. Mensajes de Leonardo, de Al-Khelaifi, Pochettino... Todos hablando de su futuro y dando por sentado que acabará quedándose en el club. Y a esto se suma la presión mediática, ya que cuando el PSG falla, el más criticado es él.

Kylian Mbappé reacciona tras un gol del City en semifinales de la Champions Reuters

Precisamente esta presión mediática es la que puede causar el efecto contrario. Pero es que, además, si algo tiene Mbappé como objetivo es ganar la Champions League, algo que le llevaría hasta el trono del fútbol mundial. La pasada campaña ya perdió su primera oportunidad ante el Bayern Múnich y esta todavía está en el aire si será un nuevo fracaso en el mega proyecto diseñado en Catar.

El Madrid y la Champions

Si el PSG no gana la 'Orejona', Mbappé podría forzar todavía más su salida. Él mismo dijo que no hablará hasta el final de la temporada, entonces tomará su decisión y en la Ciudad de la Luz cada vez hay más miedo porque pueda decir que se va y entonces el club parisino tendría que ponerle en el mercado o, en un escenario más remoto, dejarle irse gratis un año más tarde.

Y, precisamente, Kylian sabe que si hay un club que tiene la grandeza en la Champions League es el Real Madrid. Trece veces campeón. Nadie tiene más 'Orejonas' que él. Fue el rey de la antigua Copa de Europa y ha conseguido repetir éxito desde que se implantó el nuevo formato.

Esta temporada, además, en el conjunto merengue ha faltado ese goleador que acompañe a Benzema. Y ahí vuelve a sonar el nombre de Mbappé. Velocidad, desborde, regate, potencia y gol. Se vio ante el Barcelona, contra el Bayern Múnich y aunque no destacó frente al City, nadie duda de que Kylian es lo que necesita el Real Madrid. Pero el Real Madrid también es lo que necesita Mbappé.

[Más información - "Mbappé sueña con el Real Madrid": la revelación de la persona que le llevó al PSG]