Florentino Pérez se mantendrá como presidente del Real Madrid hasta 2025. El cargo merengue renovó su liderazgo ante la falta de candidaturas en las elecciones del club. Su mandato, por lo tanto, se alargará cuatro años más en un momento determinante para el mundo del deporte y del fútbol en particular. El dirigente, que hasta el momento ha conseguido situar a la entidad como una referencia en gestión, tendrá que trabajar con diferentes objetivos tras una de las mayores crisis económicas de la historia reciente.

Noticias relacionadas

La pandemia del coronavirus no ha pasado desapercibida para el deporte. De hecho, aún se siguen pagando las consecuencias de la Covid-19 con los estadios completamente cerrados para sus aficionados. A la espera del visto bueno del Gobierno, los equipos profesionales tienen anulados ingresos tan importantes como los procedentes de la venta de entradas y así se mantiene la situación desde que estallara la crisis hace más de un año.

Con todo ello deberá combatir Florentino Pérez y su Junta Directiva durante los próximos cuatro años. A su favor juega lo hecho en las últimas temporadas, donde el Real Madrid ha vuelto a ser uno de los equipos más temibles del fútbol mundial con un proyecto asentado y que ahora encabeza Zidane. Y, sobre todo, lo anunciado en los últimos meses en lo que respecta a las cuentas. Frente a las pérdidas confirmadas por entidades como el Barça o el PSG, entre otros, Florentino Pérez hizo oficiales unos resultados positivos del último ejercicio.

Nuevo Santiago Bernabéu

El estadio merengue es la joya de la corona. El proyecto emblema. El gran triunfo de la gestión de Florentino Pérez. Porque el nuevo Santiago Bernabéu no pretende ni aspira a ser un simple estadio de fútbol, sino toda una referencia social, económica y deportiva de la capital y del panorama europeo. El reciento donde jugará el Real Madrid tendrá detalles como el césped retráctil, una cubierta emblemática, un videomarcador reflejo del uso de la máxima tecnología y algún que otro detalle más revolucionario.

Maqueta del Santiago Bernabéu en el Tour Bernabéu

Sin embargo, el objetivo es mejorar aún más los datos de atractivo que tiene el coliseo madridista para la ciudadanía. Si en los últimos tiempos el Tour Bernabéu se había convertido en uno de los museos más visitados de la capital, con la remodelación se aumentará esa presencia de aficionados. Y no solo del Real Madrid, pues la creación de restaurantes de primer nivel como el anunciado por Martin Berasategui harán del Santiago Bernabéu un centro de ocio capital.

"Ha transcurrido más de un año de obras y ya vemos cómo empieza a tomar forma la transformación del que será el mejor estadio del siglo XXI, icono vanguardista del deporte mundial, de la ciudad de Madrid y de nuestro país", anunció en su día el presidente del Real Madrid.

Fichajes estrella

El Real Madrid prevé realizar varias incorporaciones este verano. Tal y como adelantó EL BERNABÉU, juntar a David Alaba, Erling Haaland y Kylian Mbappé es difícil, pero no imposible. El club merengue quiere aprovechar las condiciones del mercado y la buena gestión de los últimos meses para poder pelear por el futuro del fútbol continental.

Haaland, Mbappé y Alaba

David Alaba supone una 'ganga' en el mercado y una incorporación de lujo. Sin embargo, son Haaland y Mbappé los que mayor protagonismo han generado. Y no es para menos. Jóvenes, con impacto actual en el fútbol mundial, y con un rendimiento que se está pudiendo comprobar en una competición como la Champions League. En ambas carreras está presente el Real Madrid, que pese a centrarse en Haaland no renuncia a Kylian Mbappé.

Adquirir a los dos delanteros supondría toda una revolución del mercado y dejaría al Real Madrid con la mejor delantera del momento y una de las mejores de la historia, a la espera de sus resultados. La puja que se vive por cada uno de los talentos, y los términos económicos que protagonizarán cada operación, son el reto más a corto plazo de la nueva presidencia de Florentino Pérez.

Real Madrid Femenino

La sección está cuajando buenos resultados desde el inicio. Algo nada sencillo y que, sin embargo, ha tenido consecuencias en la competición nacional. El Real Madrid, tras el primer año ejerciendo como CD Tacón, tomó cuerpo de forma total esta nueva temporada, incorporó a numerosas caras nuevas y, pese a un tiempo de adaptación de una plantilla que apenas se conocía, los buenos números no han tardado en llegar.

El equipo entrenado por David Aznar ha sido capaz de plantar cara a entidades más asentadas como el Atlético, el Athletic o la Real Sociedad, entre otros. Reflejo de la buena dinámica es que lograr el segundo puesto liguero, con billete para la Champions League, está entre las opciones del Real Madrid Femenino. Igualmente, las convocatorias de la Selección y la llamada de varias representantes del equipo han confirmado el buen rumbo del conjunto capitalino.

Las jugadoras celebran un gol durante el EDF Logroño - Real Madrid Femenino LaLiga

El reto, sin embargo, no ha hecho más que empezar. El Real Madrid Femenino sueña con avanzar en la Champions League, convertirse hasta en candidato a ganar el título en los próximos cuatro años. Y, sin ir más lejos, el potencial del FC Barcelona permitirá medir los avances y mejoras de la sección de forma anual. Esta temporada ya se ha podido ver la diferencia entre ambos conjuntos y, tras una mala imagen en la primera vuelta, el segundo enfrentamiento dejó mejores sensaciones en la capital.

Uno de los detalles más sintomáticos del potencial de la sección será la asistencia de público a los partidos del equipo, que permitirán la primera toma de contacto de los aficionados madridistas con la plantilla femenina, historia activa de la entidad.

Líder en Europa

El conjunto merengue siempre ha sido una de las voces más autorizadas en el fútbol mundial. Los títulos, su impacto en la afición de todo el planeta, su marca. Un referente entre los grandes que quiere mantener el estatus en las próximas temporadas. Y, ejemplo de ello, es el impulso de una renovación en el fútbol europeo comandada por el Real Madrid. Más todavía en un año de crisis donde algunas entidades han conseguido salir mejor que otras en una situación delicada en términos económicos.

Superliga europea

"La reforma del fútbol no puede esperar y debemos afrontarla cuanto antes. Los clubes europeos tenemos la responsabilidad de luchar por este cambio. Debemos adaptarlo a la realidad para que el fútbol siga siendo el contenido más demandado", aseguró Florentino Pérez. Un discurso claro y tajante que el presidente del Real Madrid citó en la última Asamblea de Socios Representantes y que supuso un aviso público para que el fútbol continental entendiera la necesidad de mantener el atractivo en sus competiciones.

La Superliga europea, gran temor de instituciones como la UEFA, es la alternativa que parece más factible. Supondría mayores ingresos, una competición muy diferente a la actual Champions League y todo un atractivo para los seguidores del fútbol europeo, que tendrían muchos más duelos históricos y que, en los últimos años, son más habituales en fases avanzadas de la Champions.

La competición continental, de hecho, ha modificado su formato y próximamente se darán a conocer los detalles de su nuevo modelo. Sin embargo, entrará en vigor en 2024 y, aunque la Superliga haya perdido protagonismo en estas últimas semanas, es un proyecto que continúa con vida. Es el futuro del fútbol de élite y supondría una revolución en el deporte en la que el Real Madrid tendría un papel fundamental.

Reinar en baloncesto

El conjunto merengue ya ha comenzado su renovación. Pablo Laso ampliará su vinculación, jugadores como Tavares han reafirmado su intención de continuar y, ante la salida de talentos como Campazzo y Deck a la NBA, en la cúpula se ha 'atacado' el mercado lo más rápido posible para cerrar refuerzos de calidad. El Real Madrid tendrá una de las plantillas más potentes el año que viene a la espera de poder incorporar alguna que otra cara nueva en verano.

Alocén, Pablo Laso y Usman Garuba en un partido del Real Madrid ACB Media

Estos movimientos, además, se han visto acompañados por el impulso de la cantera. Recientemente, el primer filial merengue ganó con rotundidad el torneo ANGT y consiguió el billete para la fase final de la Euroliga Júnior. Y, por si fuera poco, jugadores como Usman Garuba, Tristan Vukcevic, Spagnolo o Núñez han dado un paso al frente para pedir su sitio en el primer equipo. Especialmente los dos primeros, con Garuba tanteando la opción de partir a la NBA si el Draft le da un buen puesto.

El proyecto está consolidado y los resultados de todos estos últimos años así lo avalan. El tridente formado por Juan Carlos Sánchez, Alberto Herreros y Alberto Angulo está dando sus frutos y la sección está en manos inmejorables. Sin embargo, tras este más de un año de pandemia, la gestión económica será una de las grandes claves ante la falta de ingresos procedentes de la venta de entradas. Por delante queda tanto ese control de la sección como la rivalidad con un Barcelona que en las últimas temporadas ha invertido muchos fondos para lograr la dinámica que se ha conseguido esta campaña con Jasikevicius.

Recuperar el trono europeo, algo que ya saben hacer los de Pablo Laso, y mantener la ventaja sobre el eterno rival en España son algunas de las metas que quedan en los próximos años. De igual manera, impulsar el talento nacional con jugadores como Abalde o Alocén, llamados a comandar la nueva generación en la Selección, está entre los retos del Real Madrid.

[Más información - El Tour Bernabéu incluye una exposición sobre las obras del estadio: así serán todos sus detalles]