El Real Madrid afrontaba un mes de abril determinante para su temporada. Todo o nada en La Liga y la Champions. Todo o nada en apenas dos semanas. Por el momento, los resultados acompañan al equipo de Zidane. Pero, además de los datos, las sensaciones también están de su parte. El claro ejemplo de esa dinámica positiva es Vinicius, quien se erigió máximo exponente del Real Madrid en Champions y que tiene un nuevo reto en El Clásico ante el FC Barcelona.

Noticias relacionadas

El brasileño apunta a ser gran titular frente al equipo de Koeman. Y más después de su gran encuentro disputado ante el Liverpool. El delantero está en racha, Zidane confía en su potencial y puede estar viviendo su mejor momento desde que llegara al primer equipo del Real Madrid. Este sábado, con el máximo rival enfrente y con el título de La Liga en juego, el joven brasileño vivirá una oportunidad de oro.

"Estamos disfrutando de Vini, trabaja, es muy joven. Pero hay que dejarle tranquilo, no hablar de que si va a ser el mejor. El está tranquilo. Centrado en su trabajo y en seguir como está". El aviso de Zidane es evidente. No se le puede seguir presionando. Vinicius tiene apenas 20 años y está obligado a tirar del ataque madridista junto a un veterano como Benzema y un jugador mucho más asentado como Asensio. "Vini, Vidi, Vici", titulaba el Real Madrid en sus redes sociales tras ganar al conjunto de Anfield.

Vinicius ha tenido presencia en hasta 37 partidos en lo que va de temporada. La puntería, su principal aspecto a mejorar, parece que va perfilándose. De los seis goles anotados, dos fueron ante el Liverpool. Su último tanto en la competición doméstica, de hecho, se produjo frente a la Real Sociedad hace un mes. El reto de reencontrarse con el gol en La Liga, y hacerlo ante el Barcelona, no puede ser mayor.

El brasileño ya jugó de titular en el duelo del Camp Nou y lo más probable es que repita en el Di Stéfano. Curiosamente, ya marcó al Barça en el segundo encuentro ante los culés en la temporada pasada. También sirvió para pedir su hueco. Pero este año llega en mejores condiciones. La racha, su respuesta ante las críticas por su falta de puntería y una semana determinante para el Real Madrid y para él mismo. Confirmar que no fue casualidad y que su momento ha llegado. Y justo en los últimos días de Hazard apartado del equipo.

Auge en plenos rumores

El Real Madrid ya se ha posicionado como uno de los clubes que más músculo puede mostrar en el próximo mercado de fichajes. La entidad capitalina hará su particular revolución y ya tiene apuntados tres nombres en su lista de objetivos. David Alaba, Kylian Mbappé y Erling Haaland. Dos de ellos son delanteros. Dos de ellos, por lo tanto, supondrían competencia para Vinicius.

Coincidencia o motivación, el brasileño ha estallado en el terreno de juego en la semana donde se han puesto a tiro las dos estrellas del fútbol continental. El PSG ha puesto precio a Mbappé y el Dortmund, por los problemas económicos que espera atravesar, no podrá negarse a traspasar al joven noruego. El objetivo del Real Madrid es reunir a los dos atacantes y a Alaba en la plantilla de este verano. Y, hasta que alguan de las operaciones se haga oficial, Vinicius tiene la oportunidad de seguir pidiendo su sitio.

[Más información - La confesión de Benzema sobre su relación con Vinicius: "A veces le hablo un poquito fuerte"]