La carrera de Martin Odegaard ha sido como una montaña rusa desde que comenzó a despuntar en el fútbol noruego. El Real Madrid fue el club que logró el 'sí, quiero' del centrocampista en su día, aunque desde que firmó su contrato con la entidad blanca ha protagonizado varias cesiones. 

Noticias relacionadas

Desde los préstamos en la Eredivisie, desde el Heerenveen al Vitesse, para luego volver a España y pasar a jugar una temporada en la Real Sociedad. En principio, la cesión en el conjunto txuri-urdin era por dos cursos, pero entonces Zinedine Zidane decidió repescarle para su equipo. 

Fue así como en el verano de 2020, Odegaard regresó a Valdebebas. Con una medular formada por Casemiro, Modric, Kroos, Fede Valverde, Isco y el propio futbolista noruego inició el Real Madrid una nueva temporada. De hecho, fue titular en los primeros encuentros de La Liga.

Martin Odegaard, durante el partido frente a la Real Sociedad REUTERS

Sin embargo, con el paso de los partidos y de las semanas se convirtió en un habitual suplente, añadiéndose a esto las lesiones que le alejaron de los terrenos de juego, así como ser positivo en la Covid-19. Con todas estas piedras en su camino, el centrocampista acabó por pedir que se le cediese durante la ventana de transferencias del periodo invernal.

Zidane no quería cederle, quería seguir contando con él hasta el final de la temporada. El curso es muy largo y en el Real Madrid han tenido que afrontar los graves problemas de las lesiones durante toda esta 2020/2021. Sin embargo, Odegaard quería más minutos y así acabó cerrándose su cesión al Arsenal.

Gusta en Londres

En Londres, el futbolista nórdico ha ido de menos a más. Con el paso de las semanas se ha ido adaptando a la perfección hasta convertirse en una pieza clave para Mikel Arteta. El entrenador de los gunners quiere seguir contando con él más allá del final de la cesión y desde Inglaterra ya presionan para que el club londinense consiga el pase definitivo del jugador.

Martin Odegaard celebra un gol con el Arsenal REUTERS

Sin embargo, la hoja de ruta del Real Madrid con Martin Odegaard va por otro lado. Si bien es verdad que el futbolista ha dejado abierta cualquier opción para su futuro en sus últimas declaraciones, también es verdad que en el Santiago Bernabéu siguen contando con él para su proyecto.

En el club blanco no piensan en vender al futbolista. Esto no está en el guion bajo ningún concepto. Al final del presente curso, se valorará qué pasa con él. Hueco en el primer equipo tiene, pero habrá que esperar a lo que opina Zidane y también a lo que piensa el propio jugador. De creer que lo mejor para su progresión es salir nuevamente cedido, se procederá a ello, pero siempre con contrato en vigor con el Real Madrid. El futuro del equipo merengue pasa por las botas de Odegaard.

[Más información: 1x06 El Bunker CF | Así será el Real Madrid 2021/22 y los fallos del VAR con Nacho Tellado]