Uno de los nombres del Europeo sub21 que está celebrando su primera fase en estos días entre Eslovenia y Hungría es el de Eduardo Camavinga. La súper selección que ha llevado Francia a este campeonato da miedo y por ello son los principales favoritos. El jugador del Rennais, que ya ha debutado con la absoluta y es pretendido por los grandes de Europa como el Real Madrid o el PSG, repasa algunos momentos claves de su carrera en una entrevista en Le Parisien.

Noticias relacionadas

El jugador espera que este verano se pueda aclarar su futuro. Aunque renovó con el conjunto bretón, el hecho de que sean muchos los equipos y con grandes aspiraciones los que le persiguen ha hecho que en el mercado de fichajes pueda atender a los cantos de sirena que ha recibido en este tiempo. Además, su fichaje por la agencia de representación de Jonathan Barnett ampliará aún más la notoriedad de todos los contactos que se produzcan.

Antes de su explosión la temporada pasada, pasaron varios instantes de su vida que marcaron para siempre su carrera. Uno de los que explica en el diario francés es el que vivió junto a su padre. Él le dijo un día: "Levantarás a esta familia". Camavinga ha explicado la responsabilidad que supone esto. "Sí, es cierto que lo dijo, pero yo no me metí presión en mi cabeza, no era necesario. Pero después de esa frase, había que hacer bien las cosas para que ocurrieran", concreta el centrocampista.

Todo esto llegó tras un trágico incendio que sufrió en su casa de toda la vida, en la que ya no volverían a vivir ya que quedó calcinada. "Es evidente que fue algo duro. Pero, a pesar de que nuestra casa se incendió, seguimos vivos. No debería consumirnos toda nuestra vida. Teníamos que seguir adelante", explica en esta entrevista en Le Parisien. Ahora ya está en la élite y confía en que todo lo que venga sea aún más positivo.

Después, fue dando pasos en el fútbol francés hasta llegar a las categorías inferiores del país, paso por el que se nacionalizó. "Todo el mundo estaba contento y mi madre lloró. Era un alivio para todo el mundo. Para mí padre, que trabajaba hasta altas horas de la noche, también. Es un orgullo para mí poder traer esto a mi familia", desvela el jugador de origen angoleño.

El Europeo

Podía parecer un paso atrás ir con la sub21, pero cree que es una oportunidad. "Voy a disputar una gran competición. Mi primera con la selección francesa. Estoy contento de estar aquí. No me arrepiento de haber ido a la sub 21 y no con la absoluta. Ikoné o Guendouzi han hecho lo mismo. Voy a intentar darlo todo para plasmar mi experiencia de la selección absoluta y conseguir los objetivos", explica Camavinga.

Desde su explosión ha cambiado muchas cosas en su vida. "Con la absoluta aprendí mucho. A concentrarme antes del partido, la recuperación, la calidad de los entrenamientos... Ahora tengo más atención a mi cuerpo, le escucho más. Invertí en 'Game Ready' y herramientas de recuperación. Tengo fisioterapeuta y me trato mucho. Duermo más y duermo muchas siestas. Ahora tengo más responsabilidades en mi club, pero sigo siendo joven", concreta el centrocampista, donde no habló nada sobre su futuro.

[Más información: España y la reválida del Europeo sub21 más loco de la historia]