Martin Odegaard abandonará el Real Madrid en las próximas horas para convertirse en nuevo jugador del Arsenal. El joven se unirá a las filas del club gunner hasta final de temporada y en calidad de cedido. Se espera que sea oficial a principios de semana. La operación, sin embargo, ya está cerrada y con buenas cifras para el club madridista.

Noticias relacionadas

La entidad que preside Florentino Pérez, después de varios días de negociaciones, recibirá dos millones de euros por la cesión de Odegaard. Según publica The Times, el club merengue también se ahorrará parte de la ficha del jugador y no ha incluido ninguna opción de compra a final de temporada, por lo que el noruego tendrá que regresar a la capital en una muestra de la confianza en su potencial.

En total, el Arsenal podría gastarse hasta 2,8 millones de euros en la llegada de Odegaard para lo que resta de campaña. A los dos 'kilos' pagados al conjunto blanco se suma esa parte del salario de Odegaard que deberán abonar los británicos. Un trato satisfactorio para ambas partes y que se ha certificado en apenas una semana tras la petición de Odegaard de buscar minutos fuera.

Casemiro y Martin Odegaard, durante un entrenamiento del Real Madrid

El papel de Mikel Arteta ha sido una de las claves de la decisión del centrocampista. El técnico del Arsenal quiere darle un papel relevante y en las últimas horas se ha pronunciado sobre el fichaje. "Probablemente recibiré algunas llamadas telefónicas hoy y veré dónde estamos con la negociación", aseguró durante la tarde del sábado.

El entrenador, así, sumará a su centro del campo a dos jugadores del Real Madrid con visos de ser parte del futuro del conjunto merengue. Y es que cabe recordar que, además de fichar a Martin Odegaard, Arteta también cuenta en sus filas con un Dani Ceballos que no tenía hueco en el equipo blanco y alargó su estancia en Londres.

El enfado de Odegaard

Odegaard pone punto y final a su temporada en el Real Madrid con solo nueve presencias en el césped y algo más de 300 minutos en las piernas. El noruego solo ha podido jugar dos partidos de Champions por los problemas de lesiones y en las últimas semanas solo había disfrutado de cinco minutos ante el Celta de Vigo.

Tal y como adelantó EL BERNABÉU, el enfado de Odegaard venía de atrás por su falta de protagonismo en el Real Madrid. El centrocampista se sentía decepcionado por su papel y el técnico blanco, Zinedine Zidane, le transmitió un mensaje de optimismo basado en la paciencia. Sin embargo, el rumbo de Odegaard en el equipo ha seguido siendo el mismo y en los últimos días, ya sin convocar en el último partido, se intensificó el trabajo para buscarle una cesión.

Clubes como la Real Sociedad también buscaron su incorporación. El cuadro realista ya vivió la explosión de Odegaard antes de su regreso al Real Madrid. Sin embargo, como reconocieron desde la propia entidad vasca, no tuvieron opción alguna cuando el Arsenal también estaba de por medio.

[Más información - Ceballos se 'moja' sobre el 'caso Odegaard' y lo compara con su situación]