No ha podido ser. El Real Madrid perdió ante el Athletic en La Rosaleda y será el conjunto bilbaíno el que se enfrente por el título de la Supercopa de España al Barcelona este domingo, 17 de enero, en La Cartuja de Sevilla. Tras la derrota, el encargado de dar la cara por parte de los blancos fue Marco Asensio.

Noticias relacionadas

"Ellos han salido muy bien. A nosotros nos ha costado un poquito más al principio. Para nosotros ha sido complicado, estamos tristes y enfadados porque queríamos pasar a la final. Pero bueno, ha pasado así", comenzó explicando el futbolista balear. "Tristes y enfadados", dos adjetivos que definen a la perfección el sentir del vestuario madridista.

Desde el equipo merengue veían la Supercopa de España como un punto de inflexión en la temporada, la manera ideal de remontar el vuelo y comenzar ganando un título a las primeras de cambio del nuevo año 2021. Pero no pudo ser. Dos errores de Lucas Vázquez desencadenaron los goles de Raúl García. Benzema recortó distancias, pero los palos y las decisiones arbitrales frustraron otra noche de épica blanca.

"Ellos han crecido a partir del primer gol, yo creo. Han creído más en lo que hacían. Hemos intentado reaccionar, lo hemos intentado de todas las maneras y no ha podido ser", comentó Marco Asensio ante el micrófono de #Vamos"Sabíamos que nos iban a apretar arriba. Hemos intentado alguna cosita en el segundo tiempo para cambiarlo, creo que lo hemos hecho, pero no ha bastado", continúo el '11' merengue.

El jugador volvió a repetir su discurso de tristeza y enfado, pero como más tarde hizo Zidane en rueda de prensa, apeló a que ahora toca levantarse: "Estamos enfados y tristes, ya lo he dicho, por no pasar a la final. Pero tenemos otros objetivos y tenemos que pensar en ello. Tenemos que levantarnos".

Posible penalti

La tensión se vivió hasta el último suspiro de la semifinal. En una última acción, el Real Madrid pidió penalti por mano. En primera instancia, la realización de la televisión no emitió las imágenes y fue después cuando se vieron esas imágenes que han montado el lío. Aunque Asensio lo tenía claro: "Yo lo he visto desde atrás, creo que en la mano le da. Pero lo tengo que ver".

Desde el VAR confirmaron que estaban chequeando un posible penalti por mano, pero la realización solo emitió imágenes de un posible agarrón sobre Sergio Ramos, que desde varios minutos antes se había convertido en el '9' del equipo, dentro del área de Unai Simón. Pero fue esta posible mano y no la acción sobre el capitán la que pudo ser un penalti que lo hubiera cambiado todo.

[Más información - Hasta luego, Lucas: el Real Madrid se despide de la Supercopa y el Athletic se medirá al Barcelona]