El Real Madrid empató contra el Villarreal en el Estadio de La Cerámica, pese a que el encuentro se le puso muy de cara a los visitantes nada más comenzar el partido. Carvajal protagonizó una de sus incursiones por banda y asistió a Mariano para que el delantero batiese a Asenjo en el minuto 2 del choque.

Noticias relacionadas

El tanto subió el marcador, aunque los futbolistas del 'submarino amarillo' protestaron un posible fuera de juego de Lucas Vázquez. El lío se formó porque el linier levantó el banderín, pero Hernández Hernández dejó seguir el juego y el delantero hispano-dominicano no falló de cara a puertas.

Las imágenes no dejaron lugar a las dudas: gol legal del Real Madrid. Lucas Vázquez no toca balón ni intercede en la jugada, por lo que el tanto de Mariano era legal y así acabó confirmándolo Hernández Hernández. El conjunto blanco se ponía 0-1 en La Cerámica con prácticamente todo el partido por disputarse.

Mariano celebra su gol al Villarreal REUTERS

Después acabaría empatando el Villarreal gracias al gol de Gerard Moreno en el 76' de partido. La diana de los de Emery llegó después de un claro penalti cometido por Courtois sobre Chukwueze, tampoco dudó ahora el colegiado y, nuevamente, acertó con su decisión.

Zidane ya dijo en rueda de prensa que su equipo había merecido la victoria y que si las tablas le dejaban un gran sabor amargo es, precisamente, porque sus jugadores merecieron más en La Cerámica. Se volvió el Real Madrid a la capital con un nuevo punto en su casillero y con un Mariano que pide paso.

Acierto de killer

El único partido que había disputado antes de la visita al Villarreal el delantero fue el choque contra el Valencia, justo antes del parón de selecciones de noviembre. 14 minutos tuvo el hispano-dominicano frente al conjunto blanquinegre y al fin le llegó la oportunidad que estaba esperando: la de reivindicarse desde el once titular.

Marcó Mariano Díaz y consiguió redondear un espectacular dato: ha marcado once goles en tan solo 22 remates a portería con el Real Madrid entre todas las competiciones. Pero no solo eso, sino que ha marcado un tanto por cada 90 minutos que ha disputado.

Mariano Díaz celebra su gol con el Real Madrid, con la camiseta negra y el puño en alto EFE

"Contento por haber vuelto y haber ayudado al equipo con el gol. Lástima del empate. ¡A seguir!", escribió en sus redes sociales el futbolista cuando acabó el encuentro en el Estadio de La Cerámica. Un mensaje que pone de relieve su ambición por acabar triunfando en el que es su equipo de toda la vida.

Quiere triunfar

Como tantos niños que llegan a Valdebebas, el sueño de Mariano también es triunfar con la elástica blanca. En su día tuvo que abandonar la Ciudad Real Madrid para poner rumbo al Olympique de Lyon. Allí consiguió destacar y eso hizo que varios equipos llamasen a su puerta.

Entre ellos el Sevilla, pero el club de Concha Espina decidió efectuar el derecho de tanteo y así acabó volviendo el ariete a la que es su casa. Prefirió el Santiago Bernabéu al Sánchez Pizjuán, aun sabiendo que por delante tenía a otros delanteros como Benzema y ahora también Jovic.

Mariano durante un entrenamiento @marianodiazmejia (instagram)

Pese a saber que era el tercero en la lista de los '9', siempre ha estado decidido a continuar, incluso cuando llegaron las ofertas. Este verano se habló mucho de su salida al Benfica, pero no, su voluntad es la de triunfar en el Real Madrid y si algo ha demostrado Mariano es que no se da fácilmente por vencido.

En un momento al que el conjunto merengue le hace falta gol, Mariano muestra su carta de presentación a Zidane para gozar de minutos importantes y ser el plan B al ataque madridista en este final de año en el que hay mucho en juego, sobre todo en la Champions League.

[Más información: El Real Madrid sin aire y Zidane sin plan B]