Nuevo 'match ball' para Luka Jovic. Este parón de selecciones no será uno más para el jugador del Real Madrid. Llega con la confianza de los últimos minutos de Mestalla en un atisbo al que agarrarse para creer en que tendrá más oportunidades en el conjunto blanco. Pero ahora tendrá la responsabilidad de llevar a la selección de Serbia a la Eurocopa. El combinado balcánico se enfrenta este jueves a Escocia para subirse al último vagón del tren que lleva al torneo de este verano.

Noticias relacionadas

El delantero no pudo ser protagonista cuando Serbia dejó en la cuneta a los Odegaard, Haaland y compañía en octubre. Milinkovic-Savic, con un doblete, hizo que su selección diera un paso más para poder estar en la Eurocopa en esa primera eliminatoria de la repesca. Jovic no salió al campo, en parte por sus pocos minutos en el Real Madrid, en parte por la polémica que seguía viva en su país tras saltarse el confinamiento. Por esta cuestión pedían incluso una pena de cárcel para el jugador.

Por fin puso punto y aparte a esta cuestión esta semana cuando acordó con la fiscalía el pago de 30.000 euros para zanjar el tema. En cualquier caso, volvió a ser de la partida en el siguiente encuentro, el de la Nations League ante Hungría donde su selección cayó por 1-0. 90 minutos tuvo sobre el campo el madridista para ir desempolvando su cañón con la intención de volver a ser importante. Llevaba un año sin vestir la camiseta de Serbia, así que necesitaba esa confianza.

Luka Jovic, durante un entrenamiento de Serbia. Foto: Instagram (fudbalskisavezsrbije)

Este jueves tendrá la posibilidad de superar a Aleksandr Mitrovic y recuperar la titularidad. Ser el hombre que vuelva a llevar a su país a un gran torneo, después de que Serbia no pise una Eurocopa un Mundial desde el de 2010 en Sudáfrica, es una motivación suficiente para que Luka Jovic vuelva a ser el hombre por el que el Real Madrid pagó 60 millones de euros. Todas las miradas merengues estarán pendientes de lo que pueda hacer.

Cuestión de confianza

Con los problemas de cara a portería que adolece el Real Madrid desde hace tiempo, Jovic es más que necesario en la plantilla merengue. El goleador que llegaba hace dos veranos no ha aparecido aún, pero con 22 años resultaría extraño pensar que se ha evaporado sin más. Zidane no ha podido mostrar más confianza en su figura después de dejar salir cedido dos temporadas a Borja Mayoral en vez de apostar por su marcha en el último mercado de fichajes.

"Jovic es un jugador del Real Madrid. A Jovic lo he pedido yo. Hablé con el club. Cada uno puede decir y no me voy a meter. Decir tonterías es complicado, pero es lo que hay. No es así", sentenciaba el francés en la rueda de prensa previa al partido frente al Cádiz. Allí el serbio fue titular, pero el equipo hizo una primera parte horrenda que le costó el cambio al descanso. 

[Más información: Jovic evita la pena de cárcel por saltarse el confinamiento de Serbia]