"Club castizo y generoso. Todo nervio y corazón. Veteranos y noveles. Veteranos y noveles. Miran siempre tus laureles con respeto y emoción". Como dice el himno del Real Madrid este equipo de Zidane mantiene un equilibrio entre los jugadores jóvenes y los pesos pesados, que pese al paso del tiempo continúan siendo claves en el conjunto merengue. Algo que quedó demostrado en la victoria ante el Inter de Milán.

Noticias relacionadas

El equipo blanco salió a por todas desde el pitido inicial en el Estadio Alfredo Di Stéfano. Un partido de urgencias para el Real Madrid, que venía de perder en la jornada inaugural de la Champions League ante el Shakhtar Donetsk y de empatar, una semana después, contra el Borussia Mönglechadbach.

Salieron los de Zidane con el once que, a falta de la recuperación de Carvajal, apunta a ser el de las grandes citas. Eso sí, con la eterna duda de quiénes serán los tres elegidos en la medular. Esta vez se cayó Modric del equipo titular, pero el croata salió al rescate cuando el marcador reflejaba el 2-2.

Antes de la entrada del croata al verde del Di Stéfano, habían sido Karim Benzema y Sergio Ramos los protagonistas por parte de los locales. Dos jugadores que superan la treintena, pero que parecen vivir una segunda juventud. El primero del Real Madrid llegó por el acierto del '9', quien aprovechó un fallo impropio de Achraf para ponerse delante de Handanovic y sentar al portero del Inter para marcar a placer.

Ocho minutos después, llegó el tanto del capitán. Un gol con el que hace historia y es que es el 100 que marca Sergio Ramos defendiendo la elástica blanca. El primer defensa en lograr convertirse en centenario a lo largo de los 118 años de vida del club de Concha Espina.

Al 'Gran Capitán' le sobra ambición y ya avisa a sus siguientes rivales, el gol 100 no será el último que marca con la camiseta merengue: "Bueno, no está mal. Al final los récords son secundarios, pero son bonitos. Es bonito que te reconozcan los sacrificios y el trabajo de tantos años. Cien goles es una buena cifra, sobre todo si es para ayudar al equipo, espero seguir sumando muchos más".

Benzema y Sergio Ramos celebran un gol del Real Madrid en la Champions League

Ese gol número 100 de Sergio Ramos llegó a pase de otro de los veteranos del equipo. Toni Kroos aterrizó en el Santiago Bernabéu en el año 2014, después de proclamarse campeón del mundo con la selección de Alemania, y además lo hizo a precio de ganga: 25 millones de euros por uno de los mejores centrocampistas del planeta.

La jugada no admite crítica. Ya sea de un saque de esquina o de una falta. Kroos, en este caso, o bien Modric ponen un centro medido al área para que el central de Camas se eleve sobre el resto de jugadores y de cabeza ponga el esférico en el fondo de las mallas. Tan típica es la acción como difícil contrarrestarla por los rivales.

De hecho, los futbolistas del Inter de Milán confesaron a Sergio Ramos que lo habían trabajado en los entrenamientos previos al encuentro, pero ante tanta veteranía y maestría nada pudieron hacer para evitar el gol de cabeza del capitán. Uno más a su cuenta y lo dicho: ya van 100.

Pisando fuerte

Los nerazzurri todavía tenían mucho que decir. Lautaro Martínez primero y Perisic después hicieron los goles del empate. El partido volvía a comenzar en ese punto y fue entonces cuando llegó el momento de los noveles. Zidane decidió mover banquillo. Hazard y Asensio fueron sustituidos por Rodrygo y Vinicius. Savia nueva para intentar conseguir esa primera victoria en la fase de grupos.

Salió bien la apuesta. El tercero, y definitivo gol del partido, llegó por la conexión de los más jóvenes. Fede Valverde y Vinicius firmaron una combinación perfecta, para que el extremo brasileño, desde la banda izquierda, pusiese un centro que aunque parecía ir destinado a Benzema, acabó en los pies de un Rodrygo que no se puso nervioso y que definió a la perfección ante Handanovic.

Rodrygo celebra su gol en la Champions League con Vinicius EFE

Ocho partidos del ex del Santos en la máxima competición continental. Ocho apariciones para cinco goles y tres asistencias entre la pasada temporada y la presente campaña. Rodrygo Goes mantiene un especial idilio con la Champions League y como él mismo dice: "Yo creo que sí y espero que siga así. Cuando juego la Champions es una noche especial y espero seguir así con los partidos de la Champions". Que así sea. Por el momento, el novel Rodrygo y los veteranos Benzema y Ramos mantienen con vida al Real Madrid en la Copa de Europa.

[Más información: Los mejores memes del Real Madrid - Inter de Milán de la Champions League]