La selección española ha finalizado sus compromisos de octubre y lo ha hecho con una derrota frente a UcraniaTsygankov hizo el único gol del partido, correspondiente a la jornada 4 de la UEFA Nations League. El tanto de los ucranianos provocó un giro en el plan de Luis Enrique, quien dio el visto bueno a que Sergio Ramos se colocase como referente en el ataque de España.

Noticias relacionadas

El capitán es el buque insignia de la Selección. Desde hace meses se comienza a especular con la posibilidad de verle en los Juegos Olímpicos de Tokio y es que Ramos junto a Busquets son los últimos supervivientes de la edad de oro del fútbol español, de aquel equipo que hizo soñar a todo un país al conquistar dos Eurocopas y un Mundial.

Ya sin Puyol o sin Piqué, el camero sigue siendo el líder de la zaga, acompañado de la nueva generación y de un Jesús Navas que atraviesa por una segunda juventud. Pero Sergio Ramos es mucho más que un defensor. Ya se reinventó al pasar del lateral derecho al centro de la defensa, pero es que ahora aumenta sus responsabilidades sumándose al ataque cuando la situación lo requiere.

Sergio Ramos, durante un calentamiento de la selección española Reuters

Frente a Ucrania, el capitán del Real Madrid y de la selección española acabó como '9'. De hecho, Ramos se mostró de lo más participativo en sus nuevas labores de delantero y a punto estuvo de hacer el gol del empate en dos acciones. No es atrevido asegurar que el futbolista criado en la cantera del Sevilla fue más incisivo que el resto de atacantes que colocó Luis Enrique sobre el verde del Olímpico de Kiev.

Ya durante la primera mitad tuvo en sus botas una de las mejores ocasiones del combinado nacional. Fue él el que se cobró una falta realizada sobre Ansu Fati. Sergio Ramos puso el balón en la escuadra y solo una gran estirada de Bushchan, el verdadero héroe del cuadro ucraniano, evitó ya entonces el gol del andaluz.

El comienzo del idilio

Decir que el capitán del Real Madrid mantiene un particular idilio con el gol no es mentira. Siempre ha tenido un especial instinto, pero fue a partir de la final de la Champions League de Lisboa cuando comenzó a forjarse su leyenda. Aquel minuto 92:48 quedará para siempre en el recuerdo, pero también los muchos goles que precedieron a este y que le han sucedido.

Sergio Ramos, tras anotar el gol en Lisboa EFE

En las últimas temporadas, Sergio Ramos ha asumido un rol más ofensivo, en especial cuando el resultado no es favorable tanto para España como para el Real Madrid. Sin complejos se incorpora al ataque... y es que los defensas rivales le temen como a cualquier '9'. Aunque eso sí, la especialidad de la casa llega desde el punto de los once metros -no falla uno desde la Eurocopa de 2016- y eso es mucho decir cuando se habla de todo un jugador doctorado en cabezazos.

A ritmo de récord

Sergio Ramos sumó una nueva presencia más con la Selección, y además como titular. El defensa está a solo un partido de igualar la marca de Gianluigi Buffon como el jugador europeo con más internacionalidades. A unos pocos choques más, a nueve, está la marca de Ahmed Hassan.

[Más información: Una España sin gol pierde ante Ucrania en Kiev]