Kylian Mbappé volvió a verse las caras sobre un campo de fútbol con Cristiano Ronaldo en un partido oficial. El francés, ídolo reconocido del portugués, tendrá para siempre esa fotografía con ambos sonriendo. Pero en el círculo que le llevó desde tener a CR7 en los posters de su pared a tenerlo en frente, hay un nivel más. La ambición del joven delantero eleva esta apuesta a querer superar al legendario luso, una ardua tarea que solo pasa por alcanzar sus marcas con el Real Madrid.

Noticias relacionadas

El potencial de Mbappé invita a pensar que puede ser un goleador como Ronaldo, aunque el reto sea histórico. Querer estar a la altura del portugués, como a la de Leo Messi, es poner el listón en la posición más alta posible. Pero la pértiga de Kyllian aún no ha enseñado su salto definitivo; de hecho, todo hace pensar que tiene tantísimo que dar al fútbol que es imposible que cualquier aficionado no desee que su club le firme.

Después de que su seleccionador le quitase peso a la comparación, Mbappé solo quiere comenzar a dar pasos agigantados para mejorar todo lo que hizo el portugués en su carrera. "Es difícil compararlo con Kylian Mbappé. No tienen la misma edad. Más bien, será necesario hacer una comparación cuando Kylian tenga la misma edad y comparar todo lo que habrá hecho. Cristiano tiene esa capacidad de ser decisivo en todo momento. Esta es también la fortaleza de Kylian, que es mucho más joven, ambos están en la categoría de los mejores jugadores del mundo", espetaba Didier Deschamps en la previa del partido que se vivió este domingo.

El internacional francés compartió dos fotografías junto a Ronaldo con el mensaje de "ídolo", una corona y el emoticono de una cabra. Este animal se identifica con GOAT en inglés, el considerado como mejor de todos los tiempos. Y para Kylian Mbappé, sin duda, ese es Cristiano. Esa publicación dejó en evidencia las ganas que tiene el joven delantero del PSG por dejar una huella en la historia del fútbol similar a la del luso.

Un camino hacia Madrid

El hecho de querer superar a Cristiano es un motivo más para sostener que el primer equipo en esa lista es el Real Madrid. Donde el portugués desplegó su mejor juego fue vistiendo la camiseta blanca. El objetivo de Mbappé pasará por tratar de hacer aún más historia que el que vistiera el número 7 en el Santiago Bernabéu. Las cifras de Ronaldo son inigualables, pero el joven francés tiene la eternidad en sus manos a sus 21 años.

Ya se habían dado ese relevo generacional en la eliminatoria entre el Real Madrid y el PSG que terminaría con La Decimotercera del conjunto blanco. En esos dos choques, Cristiano metió tres goles en total, Mbappé ninguno. La juventud del francés pasó factura en ese cruce en la competición fetiche de los merengues y de Ronaldo. El portugués la ha ganado en cinco ocasiones, un auténtico reto a superar por Kylian, que en su primer intento se quedó a las puertas este verano ante el Bayern de Múnich.

La conversación que tuvieron ambos sobre el césped este domingo volvió a ser síntoma de esa buena relación que tienen en común. Además, volvió a parecer ese relevo por el estilo de juego de ambos. El choque acabó sin goles, raro cuando están estos dos sobre el campo, pero esos gestos ya quedarán para la historia como un momento que compartieron y que ha podido cambiar la trayectoria de Mbappé.

Antes que CR7

El portugués llegó a Concha Espina con 24, mientras que Kylian lo hará con 22, si sale el próximo verano, o, si decide quedarse pero no renovar, con 23. Ganaría uno o dos años de ventaja con Ronaldo para conseguir superar la huella que ha dejado el portugués en la historia del club merengue. Pero, lo más importante, es que de este reto sólo saldrá ganando el Real Madrid. Si la ambición se transforma en goles, y los tantos en títulos, una parte cumplirá el objetivo de superar a CR7 y la otra seguirá sumando éxitos como mejor club del mundo.

La cuenta atrás ya ha comenzado y todo lo que rodea al futuro de Kylian Mbappé comenzará a revolverse todavía más cuando llegue el mes de enero. El futbolista ha rechazado toda oferta de renovación que le han puesto sobre la mesa. Y todo ello por un claro objetivo: fichar por el Real Madrid, ser entrenado por Zidane y poder hacer historia de blanco como ya hizo su ídolo Cristiano Ronaldo.

[Más información: Las debilidades de Kylian Mbappé: el Real Madrid y Cristiano Ronaldo]