La mala suerte de las lesiones ha aparecido en Valdebebas esta semana. Zidane ha visto como en tan solo siete días se lesionaban Kroos, Hazard, Carvajal y Odriozola. Tres jugadores claves y uno de sus recambios han puesto en jaque al Real Madrid que confía en que el parón de selecciones sirva para aplacar esta plaga de problemas físicos.

Noticias relacionadas

El primero fue Toni. El lunes el conjunto blanco hacía oficial que el centrocampista alemán sufre problemas musculares en el glúteo medio izquierdo. Se espera que esté de baja, como mínimo, hasta esta próxima semana. De hecho, ha sido convocado por la selección alemana, que evaluará su estado. El alemán se tuvo que ir sustituido casi al borde del descanso del choque frente al Real Betis de la pasada semana. con una leve cojera y llevándose la mano a la zona posterior del muslo.

Después llegó el mazazo con Eden. Esta vez no era el tobillo, la única razón para suspirar. El club informó de que sufre una lesión muscular en la pierna derecha, una cuestión que le haría perderse entre tres y cuatro semanas. Son dos los meses que ya lleva sin jugar un encuentro, por lo que la situación con el '7' es preocupante. Zidane ha sido el encargado de transmitir tranquilidad después de que recalcase que su articulación maldita está en perfecto estado. Intentará estar para el Clásico de finales de mes.

Zinedine Zidane, durante la eliminatoria de Champions League frente al Manchester City REUTERS

El viernes no llegarían mejores noticias. Carvajal se retiró de la sesión de entrenamiento de ese día entre gestos de dolor. Poco después se confirmaba una lesión en el ligamento lateral interno de su rodilla derecha, una zona bastante complicada de la articulación por la dificultad de recuperar con totalidad el buen estado de la rodilla una vez superada. Dos meses, como mínimo, fuera de los terrenos de juego.

Esto suponía que impulsaba la candidatura de Odriozola. Pero el salto duró un día. El que debería ser el relevo de Dani también tendrá que pasar por la enfermería por un problema en el gemelo izquierdo. Se espera que esté entre dos y tres semanas fuera y apurarla su recuperación para volver tras el parón de selecciones, pero su objetivo real es regresar con el inicio de la Champions. Además, Mariano Díaz sigue recuperándose después de ser operado de las amígdalas y Eder Militao da sus últimos pasos después de superar unos problemas musculares que le han impedido arrancar la temporada.

Una preparación contrarreloj

La Covid-19 ha hecho que esta preparación de la temporada haya sido más especial que nunca. Con solo un mes de pretemporada y un partido de prueba ha supuesto que el punto físico de los jugadores no sea el apropiado aunque ya estemos en octubre. Todos los clubes están teniendo problemas y el mismo Zidane reconocía que estos choques seguían siendo una especie de pretemporada.

Zinedine Zidane, en el banquillo del Real Madrid durante el choque de La Liga frente al Real Valladolid REUTERS

El privilegio que supone entrenar al Real Madrid, como siempre recalca el galo, se ha convertido en un marrón por esta situación. El margen de error cada temporada es más pequeño debido a que la igualdad entre los contendientes al campeonato es más justa. Cada jugador que esté en la plantilla marca la diferencia, sobre todo en una temporada en la que se siguen haciendo cinco sustituciones.

A pesar de todos estos problemas, los puntos de La Liga valen igual y hay que superar este inicio de la temporada tan arduo. La gestión de los jugadores que hace Zidane manteniéndolos a todos en buena forma y con opciones de jugar supone que el problema que traen consigo estas lesiones no sea tan grave. Este Real Madrid en el que la competitividad es máxima tendrá su prueba de fuego en el mes de octubre que está comenzando y que se ha complicado por las bajas.

[Más información: Mariano sigue en sus trece: rechaza ofertas para seguir en el Real Madrid]