El futuro de Mariano Díaz sigue estancado. El Real Madrid optó por su salida en calidad de cedido, pero él ha rechazado las últimas ofertas recibidas. No iba a tener hueco en el equipo de Zidane y en la entidad merengue le abrió la puerta para esta nueva campaña. Sin embargo, lo que en un primer momento parecía una operación cerrada, se ha complicado más de lo esperado y solo quedan sus mensajes en redes.

Noticias relacionadas

Y es que Mariano ha rechazado la última oferta del Benfica. El club portugués, según ha indicado el periódico luso A Bola, no ha visto con buenos ojos las cifras económicas que el Benfica le ha puesto sobre la mesa. Estas serían de 2,5 millones de euros de salario, una cantidad que llega al tope salarial de la entidad portuguesa y que le situaría entre los mejor pagados de la plantilla. 

Sin embargo, en comparación con lo que gana Mariano en el Real Madrid, la ficha sería muy inferior. En el club merengue percibe cinco millones de euros y salir al Benfica supondría una reducción del 50%. Una cantidad que el delantero merengue no está dispuesto a asumir, según la información publicada. 

Kieran Trippier y Mariano Díaz pelean por un balón aéreo REUTERS

Por ello, el futuro del canterano de Valdebebas sigue en el aire y sin resolverse. Durante estos últimos días él no ha bajado el ritmo y sus entrenamientos en las instalaciones merengues se han cumplido como estaba planificado. El inicio de La Liga es el próximo día 20 y su estancia en la plantilla es una incógnita. Por su parte, el Benfica jugará el primer encuentro de su liga nacional el próximo día 18. Es decir, todavía tendría tiempo para convencer a Mariano.

El Madrid se entendió con el Benfica

Real Madrid y Benfica llegaron a un principio de acuerdo hace unos días. Ambas entidades vieron factible que Mariano saliera cedido durante una temporada. El club luso se iba a hacer cargo de la ficha del delantero y, en caso de querer hacerse con los derechos de Mariano, tendrían una opción de compra de 18 millones de euros.

Mariano jugaría en un equipo de relevancia en Portugal y sería el estandarte ofensivo de la plantilla lusa. Además, tendría opciones de llevarse un título y de competir en un torneo como la Champions League. Todo aspectos positivos para su carrera. Sin embargo, desde el entorno del jugador no vieron bien que no se trasladara la oferta antes a él.

"Nadie del Benfica ha hablado todavía con el jugador. Si hay un acuerdo entre los clubes, creo que es muy extraño porque no es así como se convence a un jugador para ir a otro club", espetó su agente en los medios portugueses. Pese a este enfado, también mostró su predisposición a una posible marcha a Portugal.

"Es un club atractivo porque lucha por títulos y tiene la costumbre de jugar la Champions League". Pero "la última palabra será de Mariano Díaz". Y así ha sido unos días después.

[Más información - Qué le queda por hacer al Real Madrid en el mercado a dos semanas de empezar La Liga]