James Rodríguez es uno de los nombres que más titulares van a protagonizar durante el verano. No continuará en el Real Madrid. O al menos esa es la intención tanto del club como del jugador. Para ello, lo primero es encontrar un equipo que pueda invertir en el colombiano y que ofrezca una cantidad que guste en la entidad merengue. Ese, hasta el momento, está siendo el problema.

Noticias relacionadas

La Premier League y la Serie A son los destinos con más opciones para el jugador. España también gusta a James, sobre todo el Atlético de Madrid, pero en el club merengue no barajan la posibilidad de reforzar a un rival directo. Con Italia e Inglaterra atento al jugador, uno de los grandes interesados ya tiene claro que moverá ficha.

El Manchester United, que mostró interés en temporadas pasadas, es el que más atención ha puesto en el jugador. Según avanzan desde Daily Express, los red devils estarían dispuestos a intentar el fichaje de James por menos de 30 millones de euros. Una cantidad que consideran una ganga teniendo en cuenta el nivel de James siempre que ha contado con minutos.

La misma información apunta a que el club inglés quiere adelantarse a cualquier rival posible. Los próximos días serán claves para el futuro del colombiano. Saben que el jugador ve con buenos ojos esa posibilidad, tanto por el proyecto del club como por la categoría de la competición británica. Y es por ello que ven una oportunidad perfecta para armar una plantilla que pueda competir con el Liverpool y el Manchester City, actuales líderes en la Premier.

La mascarilla de James Rodríguez tras quedarse fuera de la convocatoria para el Real Madrid - Alavés

El Madrid busca ingresar

No puede pasar de este verano. La crisis económica que se avecina en el deporte mundial como consecuencia del coronavirus será una de las más graves de los últimos años. Esta es la razón por la que en el Real Madrid no realizarán grandes inversiones de fichajes y buscarán ingresar la mayor cantidad de dinero posible con la salida de jugadores que no cuentan para Zidane.

En Chamartín calculan que las ventas podrían irse por encima de los 100 millones de euros. Ese es el objetivo. Lograr traspasos de jugadores sin minutos ni importancia en el proyecto y que dejen, de media, 20 millones de euros en las arcas merengues. Ya han salido jugadores muy tentados como Achraf y otros como James o Bale están en la rampa de salida.

El caso del colombiano, sin embargo, es diferente al del galés. Desde el entorno de Bale se ha dejado claro que las cosas no se van a poner fáciles. Su representante cerró la puerta de salida a pesar de que el delantero no cuenta para Zidane.

Esta serie de movimientos permitiría al Real Madrid paliar los efectos de la crisis y llegar bien económicamente al 2021, un año marcado por los fichajes estrella que se pueden producir. El nombre de Mbappé sigue sonando y el verano que viene sería el momento ideal para su incorporación al club.

[Más información - "James ya quemó su etapa en el Real Madrid, mejor que busque otro equipo"]