El partido de la Champions League entre el Manchester City y el Real Madrid se disputará en el estadio Etihad del club inglés el 7 de agosto como estaba previsto, pese a la imposición en el Reino Unido de una cuarentena a los viajeros que lleguen de España, según ha confirmado el Gobierno británico. El partido estará exento de esta medida, por lo que se jugará sin ningún tipo de inconvenientes tal y como estaba previsto a puerta cerrada, según ha informado Sky Sports en el mediodía de este domingo.

Noticias relacionadas

El Ejecutivo del primer ministro, Boris Johnson, anunció el sábado que a partir de este domingo los viajeros que lleguen desde España a territorio británico tendrán que cumplir una cuarentena de catorce días, por el rebrote de Covid-19 en España.

La exclusión de esa lista, en la que se incluyen países como FranciaAlemaniaEstonia o Eslovenia -pero no Portugal o Estados Unidos-, significa que los viajeros que lleguen del Estado español deberán aislarse durante catorce días en territorio británico.

Sergio Ramos se va expulsado contra el Manchester City Reuters

Madrid y City debían medirse en el Etihad Stadium en el encuentro de vuelta de los octavos de final de la Champions League. La UEFA estableció que los partidos restantes de octavos se celebrarían, a puerta vacía, en los campos correspondientes para favorecer la igualdad entre los equipos. El organismo europeo, eso sí, ofreció Oporto y Guimaraes como alternativas si los partidos no se pudieran jugar en su estadio correspondiente. La Final a 8 de la máxima competición europea se celebrará exclusivamente en Lisboa.

Además del Manchester City - Real Madrid, también se tienen que disputar los siguientes partidos: Juventus - Lyon, Barcelona - Nápoles y Bayern Múnich - Chelsea. Todos ellos en casa del primer equipo mencionado. A partir de los cuartos de final, todos los equipos se concentrarán en Lisboa. La final de la Champions se celebrará el día 23 de agosto en el estadio Da Luz de la capital lusa.

A por la remontada

El Real Madrid, con su 34º campeonato doméstico en las vitrinas, ya solo tiene ojos para el regreso de la Champions y nadie, absolutamente, nadie se atreve a tirar la toalla antes de tiempo.

Saben que no será fácil. El Madrid está obligado a remontar en el Etihad Stadium el 1-2 en contra que encajó en la ida del Santiago Bernabéu. Dentro de poco más de dos semanas, los de Zinedine Zidane tendrán la oportunidad de poner el broche a una temporada que, pase lo que pase en Mánchester, es de sobresaliente. Por eso se permiten soñar y con la dinámica actual hay pocos equipos que les puedan parar.

Arsenal - Manchester City EFE

Muchos piensan que estas dos semanas de inactividad en cuanto a competición le pueden pesar al Real Madrid. Para Zidane es más tiempo para preparar un partido en el que no se podrán cometer fallos y todo estará muy justo. La Champions le 'pone' al Madrid y ni la motivación ni el físico faltarán en la cita.

Aunque lo que seguro estará en la cabeza de Zidane más que otra cosa estos días será la baja de Sergio Ramos para Mánchester. Sin él es más difícil. Ramos, que ha marcado la friolera de seis goles tras el parón, es el eje del equipo y su garra y espíritu hubiera sido fundamental sobre el campo ante los de Guardiola. Sin su capitán, el Madrid deberá demostrar que tiene más corazón que solo el del camero y volver a impresionar al mundo. Si eliminan al City, ya saben que pasarán a ser favoritos a La Orejona. Europa tiembla.

[Más información: Hazard y Asensio, las claves del once del Real Madrid para remontar al Manchester City]